«El valor de equilibrio del dólar es más que $ 17»

Pese a la disparada del valor del dólar en los últimos días, el economista Miguel Ángel Broda sostuvo que «el atraso cambiario es muy fuerte» aún y que el «equilibrio es más que $ 17». En ese sentido, señaló que «el promedio de 40 años es arriba de $ 22».

En declaraciones a radio Mitre, Broda consideró que el presidente Mauricio Macri «ha comprado la idea de que el tipo de cambio flotante es un tipo de cambio que está en equilibrio y eso no es cierto».

«El tipo de cambio flotante nos ha dado este tipo de cosas. Hemos tenido el año pasado el mismo aumento», analizó el economista. Y aseguró que «no estamos en una corrida cambiaria, no hay pánico».

Respecto a lo que pueda ocurrir en el corto plazo con la divisa, Broda expresó que «la historia muestra que la cercanía de las elecciones muchas veces hace aumentar o cambiar el portafolio de riquezas de los argentinos». «Este es un modelo que genera atraso cambiario», analizó. Y dijo que «los resultados de las elecciones van a afectar la demanda de dólares y van a afectar la próxima cosecha.»

Por otro lado, afirmó que «está reactivándose el nivel de actividad aunque junio fue un poco más leve que abril y mayo. En el tercer trimestre se va a seguir creciendo (…) el segundo trimestre es 3% mejor que el del año pasado».

Pero remarcó: «El nivel de actividad está basado en el agro, en construcción, en siderurgia y actividades financieras (…) probablemente el indicador que más afecta las decisiones de la gente, las decisiones de votar en función de la economía es tomar un año contra el año anterior. Y eso al momento de las elecciones va a dar positivo».

Entre otros temas, Broda dijo que «la inversión de Argentina depende de la rentabilidad esperada y de la estabilidad macro que elimine un poco de incertidumbre sobre rentabilidad esperada». «Si hay un segundo gobierno del presidente Macri nos preocuparemos de las cosas fundamentales que es el PBI potencial y las causas que implican que podamos crecer más y subir el salario real más. Por ahora seguimos metidos en el análisis de la demanda de corto plazo», sostuvo. Y remató: «Para salir de la decadencia habrá que esperar al próximo gobierno».

«No hay ninguna forma de salir de la decadencia si la sociedad no entiende y si no se le explica didácticamente las cosas que estamos perdiendo por tener las cosas que tenemos (…) acá se necesitan veinte sacerdotes del cambio, patriotas que estén dispuestos a pasar por encima el interés general por encima del interés particular», aseveró.

Asimismo, advirtió que «es una recuperación sin empleo. Claramente el empleo no reacciona y la parte que reacciona es empleo totalmente improductivo».

Respecto a la inflación consideró que «la tasa se ha amesetado». «Da la sensación que julio va a ser alta y que probablemente en noviembre y diciembre con los ajustes planeados de electricidad y gas tenga un salto. Así que estamos alrededor del 22% de diciembre a diciembre. Es un número bastante superior a la meta», señaló.

También afirmó: «No suben las exportaciones y tampoco las inversiones, no es un problema de (si está o no) Cristina Kirchner, sino que para que haya inversiones tiene que haber rentabilidad. Y acá tenemos precios altos y baja rentabilidad. No es una cuestión de lo que pase en las elecciones (…) es cierto que el resto del mundo ve riesgo de que se reviertan los pocos cambios que se han hecho, pero la inversión depende de la rentabilidad esperada y en eso estamos en falta. Argentina es el país de Latinoamérica que menos invierte en el mundo».

Por otro lado, consideró que «el Presidente ha elegido probablemente asesorado por su equipo mantener un nivel de gasto público y presión tributaria que claramente implica un bajo salario real y una baja tasa de crecimiento futuro».

Fuente: Ambito Financiero