El terremoto de México impacta en la vida social de Hernando.

Arístides Sanchez hace más de diez años que está radicado en Hernando y cerca de veinte que estableció relaciones familiares y de amistades en nuestra ciudad. Es conocido por el CINED.

En la mañana de este sábado nos entrevistamos con el matrimonio de Arístides Sánchez Alonso y la Lic. Carolina Gastaudo, él nativo de la Ciudad de México, quien se encuentra eventualmente allí visitando a sus familiares, y ella, Directora de CINED, que se encuentra en nuestra ciudad, nos comentaron cómo están viviendo toda esta situación de la furia de la naturaleza encontrándose cada uno en su país natal.

Todo comenzó con un mensaje de what´s app donde Arístides le comentaba a su señora-en la noche del lunes- que no se alarmara porque con motivo de cumplirse 32 años del terremoto en México iban a estar haciendo un simulacro.

Ella estaba trabajando, dando clases y cuando mira el celular lee que Arístides le había escrito que no se preocupara por lo del terremoto porque él con su familia estaban bien, a lo que Carolina le pregunta si hablaba del simulacro y allí en ese grupo de what´s app familiar comienzan a darse por enterados de la llegada del fenómeno natural en medio del simulacro tal como todo el mundo lo iba siguiendo en vivo a través de los medios nacionales.

Arístides comentó cómo procedió en el momento de la llegada del mismo, que se encontraba en su oficina, ya todo comenzó a moverse, “como si uno estuviera parado arriba de una gelatina”, la impotencia de querer frenar todo y no poder hacer nada.

Luego de ese momento que pareció eterno, fue a socorrer a su papá que se encontraba internado pero que gracias a Dios pudo sobrevivir, a diferencia de otros pacientes que no tuvieron la misma suerte que al encontrarse en terapia y ser trasladados de allí les terminó costando la vida, en una situación inmanejable.

Por su parte, la mamá de Arístides se encuentra en otro estado del país, que si bien se sintió el temblor, no fue víctima de derrumbes y fatalidades como si en la ciudad de México.

En esta nota, Arístides remarcó que además de los bomberos y de quienes forman parte de las instituciones de seguridad en México, los civiles tienen una preparación de cómo actuar para tratar de resguardar la vida y luego proceder a proteger la vida de los demás, como así también ayudar en los rescates.

“Estuve siempre parado y ayudando, con una gran adrenalina que moviliza a solidarizarse con el prójimo, me pasé todo el día así a tal punto que no me había dado cuenta de que tenía todos mis pies llenos de llagas de tanto andar”.

Se lamentó por los niños y las personas fallecidas en hospitales, escuelas y en edificios y agradeció a la solidaridad del mundo que se acercó a ayudar a todos los mexicanos.

 

 

HERNANDO VIVE DE CERCA EL TERREMOTO DE MEXICO.Arístides Sanchez hace más de diez años que está radicado en Hernando y cerca de veinte que estableció relaciones familiares y de amistades en nuestra ciudad. Es conocido por el CINED. En la mañana de este sábado nos entrevistamos con el matrimonio de Aístides Sanchez Alonso y la Lic. Carolina Gastaudo, él nativo de la Ciudad de México quien se encuentra eventualmente allí visitando a sus familiares, y ella, Directora de CINED, que se encuentra en nuestra ciudad, nos comentaron cómo están viviendo toda esta situación de la furia de la naturaleza encontrándose cada uno en su país natal.Todo comenzó con un mensaje de what´s app donde Arístides le comentaba a su señora-en la noche del lunes- que no se alarmara porque con motivo de cumplirse 32 años del terremoto en México iban a estar haciendo un simulacro.Ella estaba trabajando, dando clases y cuando mira el celular lee que Arístides le había escrito que no se preocupara por lo del terremoto porque él con su familia estaban bien, a lo que Gastaudo le pregunta si hablaba del simulacro y allí en ese grupo de what´s app familiar comienzan a darse por enterados de la llegada del fenómeno natural en medio del simulacro tal como todo el mundo lo iba siguiendo en vivo a través de los medios nacionales.Sánchez comentó cómo procedió en el momento de la llegada del mismo, que se encontraba en su oficina, y todo comenzó a moverse, “como si uno estuviera parado arriba de una gelatina”, la impotencia de querer frenar todo y no poder hacer nada. Luego de ese momento que pareció eterno, fue a socorrer a su papá que se encontraba internado pero que gracias a Dios pudo sobrevivir, a diferencia de otros pacientes que no tuvieron la misma suerte que al encontrarse en terapia y ser trasladados de allí les terminó costando la vida, en una situación inmanejable.Por su parte, la mamá de Arístides se encuentra en otro estado que, si bien se sintió el temblor, no fue víctima de derrumbes y fatalidades como si en la ciudad de México.En esta nota, Arístides remarcó que además de los bomberos y de quienes forman parte de las instituciones de seguridad en México, los civiles tienen una preparación de cómo actuar para tratar de resguardar la vida y luego proceder a proteger la vida de los demás, como así también ayudar en los rescates.“Estuve siempre parado y ayudando, con una gran adrenalina que moviliza a solidarizarse con el prójimo, me pase todo el día así a tal punto que no me había dado cuenta de que tenía todos mis pies llenos de llagas de tanto andar”.Se lamentó por los niños y las personas fallecidas en hospitales, escuelas y en edificios y agradeció a la solidaridad del mundo que se acercó a ayudar a todos los mexicanos.95.3 TX-FM

Posted by Silvina Tissera de Peretti on sábado, 23 de septiembre de 2017