El monotributo como fuente de creación de empleo, una reforma laboral de hecho?

Por el Cr. Gustavo Peretti

24-03-18 – En las últimas mediciones del desempleo realizadas por el indec, se pudo ver una caída en su nivel, que se ubicó en el 7,2% de la PEA, a través de un crecimiento del empleo generado por un aumento del número de monotributistas en la economía.

Se sabe que el monotributo constituye una simplificación tributaria que se instaura dentro del universo de trabajadores autónomos, creada en la década del 90 para facilitar el pago de los impuestos para sectores que teniendo ingresos por su trabajo en forma independiente, le significaba muy oneroso desde el punto de vista económico y complicado desde el punto de vista administrativo tributar dentro del régimen general.

Sin embargo, cualquier persona se da cuenta, que dentro del universo de monotributistas, no todos son trabajadores independientes, sino que dentro de su composición se esconden muchos trabajadores que trabajan en forma dependiente.

La circunstancia de que dentro de sus componentes cubre el aporte previsional y al régimen de obras sociales, hace que el trabajador tenga por lo menos cubierta su situación de cara al futuro en cuanto a su retiro, así como también una cobertura médica básica, que lo sitúa en una situación que si bien no es la ideal, porque pierde muchos beneficios que tendría desde el punto de vista económico y laboral por estar registrado como empleado en relación de dependencia, siendo monotributista, por lo menos tiene una obra social y aportes jubilatorios, lo que hace que esté mucho mejor que un empleado totalmente en negro, sin ninguna clase de cobertura.

Por otro lado, de no corregirse los costos que significan para las empresas la contratación de empleados correctamente registrados, es casi imposible generar nuevo empleo formal, porque muchos sectores carecen de márgenes de rentabilidad para ello, con lo cual se estanca el número de empleo formal y si la PEA crece, esto hace que el desempleo aumente.

Sabido es que el gobierno propicia una reforma laboral que permitiría el empleo como trabajador independiente dentro de las empresas, y que la circunstancia que analizamos aquí no es ni más ni menos que esta situación; motivo por el cual se estaría dando la reforma laboral de hecho, lo cual al gobierno le genera beneficios de cara a mostrar mejores estadísticas en cuanto al nivel de empleo y de desempleo en la economía.

Esto nos lleva a pensar, que si esta situación beneficia al estado, en cuanto a números a mostrar y al tiempo genera una flexibilización de los controles, esto que se está evidenciando podría tratarse de una reforma laboral de hecho, y como todos sabemos, las circunstancias de hecho , junto a la jurisprudencia y las costumbres, son fuentes del derecho en el futuro; con lo cual un acuerdo de este tipo en el presente entre empleados y empleadores, puede crear si miramos hacia adelante una nueva forma de trabajo y de relación entre empleados y empleadores que van de la mano con la línea de pensamiento del gobierno.