El Ministerio de Finanzas de la Provincia pone en marcha el Tributo Inmobiliario Urbano Unificado

Manfredi y Chilibroste son los primeros en implementar este nuevo mecanismo de recaudación. Los vecinos podrán cumplir sus obligaciones de manera simplificada y en un solo acto de pago.

22/12/2020 – El Ministerio de Finanzas firmó hoy sendos convenios con los municipios de Manfredi y Chilibroste para poner en vigencia a partir del próximo año el Tributo Inmobiliario Urbano Unificado, mecanismo por el cual la Provincia asumirá «todas las actividades tendientes al cobro de los tributos que graven a los inmuebles urbanos, incluyendo todas las funciones concernientes a la determinación, cálculo, generación, gestión y cobro”. Ambos municipios son los primeros en adherir a esta modalidad de recaudación.

El objetivo de esta medida es permitir “un aumento de la recaudación de los tributos que componen los recursos de cada una de sus jurisdicciones”, teniendo en cuenta que “la Provincia de Córdoba cuenta con mayor información y nivel de aprovechamiento de los sistemas informáticos, para la determinación y el cobro de los tributos, mientras que  los  Municipios  poseen   una  menor  dotación  de  recursos  técnicos  y posibilidades para ello, lo que implica mayor dificultad cuanto menor es la cantidad de habitantes de la ciudad o localidad.”

El acuerdo fue firmado por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano y los intendentes de Manfredi y Chilibroste, Cristian Villalón y Domingo Tito Morena respectivamente, en el trascurso de una videoconferencia.

El convenio entrará en vigor el 1 de enero de 2021 y se extenderá por tres años prorrogables de manera automática salvo previa notificación de alguna de las partes. El texto contempla además la creación de un Fondo de Apoyo para la Modernización de Municipios y Comunas destinado a financiar programa de innovación.

A la hora de crear este Tributo Inmobiliario Urbano Unificado se tuvo en cuenta el excelente resultado obtenido en oportunidad de aplicar idéntico procedimiento para la recaudación de tributos provinciales y municipales que gravan a la propiedad automotor y la importancia de habilitar mecanismos para que el ciudadano pueda cumplir sus obligaciones de manera simplificada y en un solo acto de pago.