El FMI sobre el futuro de Argentina: «Las reformas pueden ser complicadas»

Es porque puede tardar en verse el resultado de las medidas de Macri, señala el dos del Fondo, David Lipton.

El Fondo Monetario Internacional ratificó ayer su apoyo a las medidas económicas que el Gobierno lleva a cabo para poner en caja los desequilibrios de la macroeconomía. Pero también advirtió “que estas reformas pueden ser complicadas y que pueden demorar algún tiempo en rendir fruto”.

Las declaraciones las hizo el número dos del organismo, David Lipton. Fueron justo un día después del primer paro general contra la administración de Mauricio Macri, mientras en Buenos Aires se celebraba el Foro Económico Mundial y en el que Lipton participó. El paso del primer subdirector gerente del Fondo Monetario por Argentina constituyó la primera visita en diez años de alguien de su rango al país. La última había sido la de Dominique Strauss Kahn.

Antes de su regreso, y en un encuentro con periodistas, Lipton dejó las siguientes definiciones:

– Argentina y un programa con el Fondo. “No hay discusiones y tampoco hay pedido para un programa”.

– La llegada de inversiones. “La Argentina se encuentra en una carrera, junto a otros países emergentes, para poner su casa en orden. Ello ayudará a bajar el costo de acceso al crédito internacional y atraer inversiones para crecer”.

– Macri y el gradualismo. “Es clave poner en marcha el proceso de desinflación. También es clave poner el déficit fiscal bajo control. El gradualismo es una estrategia que nos parece bien”.

– Qué ocurre si el BCRA no cumple la meta de inflación. “El cumplimiento o no de la meta de inflación dependerá de diversos factores externos y locales. Habrá que evaluar su resultado en el marco general de la política económica de Argentina”.

En referencia a la actuación del Gobierno desde su asunción en diciembre de 2015 hasta el momento, Lipton dijo que “En Argentina, las autoridades han puesto en marcha un conjunto de reformas muy necesarias y adecuadas para eliminar distorsiones y desequilibrios que afectan a toda la economía”.

A la hora de referirse a lo que está por venir, Lipton señaló dos temas. Primero, “es cierto que estas reformas pueden ser complicadas y que pueden demorar algún tiempo en rendir fruto, pero un esfuerzo continuo sentaría las bases para un crecimiento más vigoroso, sustentable e inclusivo”. Los datos de actividad mostraron caídas en la industria y la construcción en el mes de febrero. Esto llevó a que muchos analistas dijeran que la recuperación se demora.

Sin embargo, y en segundo lugar, Lipton dijo “ya hay indicios de que las políticas están siendo eficaces. Para este año y el próximo prevemos un repunte de la economía, y que la inflación continúe disminuyendo”. En los despachos oficiales, ya se comenta que en marzo los indicadores habrían arrojado mejoras.

Según el FMI, el PBI argentino crecería 2,2% este año. En 10 días el FMI publicará su informe Perspectivas Económicas Mundiales y ampliará el panorama de la economía argentina que Lipton brindó aquí. Será en el marco de la Asamblea de Primavera a la que asistirá el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Respecto a la región, el funcionario del FMI señaló que “se prevé que el crecimiento regional volverá a ser positivo este año tras haber sufrido una contracción en 2016, con perspectivas de que continuará repuntando gradualmente el próximo año”.

Fuente: Clarín