El dólar subió con fuerza en todas sus versiones: el blue saltó $3 a nuevo récord y CCL superó los $90

Regulado por el BCRA, que vendió u$s80 millones, el dólar turista avanza 18 centavos a $84,34. En el mercado informal, el paralelo salta $2,25 a los inéditos $82,25. En la Bolsa, el "contado con liqui" trepa $2,24 a $89,44, después de alcanzar los $90,11 en el inicio de la rueda.

12-03-2020 – En otra jornada de máxima tensión en los mercados por los efectos del coronavirus, todas las versiones de los dólares subieron con fuerza, destacándose las versiones alternativas a la plaza oficial, como el blue y el «contado con liqui», que registraron incrementos de hasta más de $3 para alcanzar nuevos máximos históricos.
En la plaza oficial, regulada por el Banco Central, el dólar turista -que lleva el recargo del 30% por el Impuesto PAÍS- subió 37 centavos hasta el récord de los $84,53, producto de que el minorista mostró un avance de 28 centavos a $65,02, según el promedio realizado por Ámbitol. El turista, cotiza a $84,28.Con la constante regulación del Banco Central, el tipo de cambio mayorista aumentó 15 centavos hasta los $62,82, la suba más pronunciada desde fines de febrero, debido a la presión que ejerce al fortalecimiento de la divisa en los mercados de la región, como en Brasil y México.

“La novedad del día fue el mayor incremento devaluatorio diario, esta vez el peso perdió un 0,23% contra la divisa americana. El BCRA como ya es costumbre limita el rango de precios, aunque continúa vendiendo, más allá de que sobre el final recompró algo”, describió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. Fuentes del mercado estiman que la autoridad monetaria terminó la jornada con el saldo neto vendedor de u$s80 millones.

La incertidumbre se disparó después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras restricciones a los viajes desde Europa. «Los mercados están cada vez más preocupados por el impacto negativo que tendrá el coronavirus en la economía global y la utilización política del virus, por parte del presidente estadounidense, exacerbó aún más esa sensación», dijo Ricardo Evangelista, analista senior de ActivTrades.

«Las abruptas depreciaciones de las monedas emergentes ante la mayor al riesgo global no modifican la estrategia del BCRA, que continúa validando únicamente un gradual deslizamiento del dólar mayorista, aún cuando se profundiza la perdida de competitividad», explicó un especialista.

Dólar blue, contado con liqui, y MEP

En el segmento paralelo, el dólar blue se despertó definitivamente este jueves, al dispararse $3 hasta los inéditos $83, según el relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña, ante una renovada dolarización de carteras de los inversores en un clima de aversión al riesgo.

Por su parte, el dólar «Contado con Liqui» (CCL) y el dólar MEP volvieron a subir con fuerza este jueves a nuevos récords, lo que lleva a la brecha cambiaria a ubicarse por encima del 40%.

El CCL -que se obtiene a partir de la compra y venta de acciones o bonos en el ámbito bursátil- avanza $2,24 a $89,44, después de alcanzar los $90,11 en el inicio de la rueda. De este modo, la brecha con el dólar mayorista llega al 42,4%.

De manera similar, el dólar MEP -que surge de la compra y venta de bonos en la bolsa porteña- salta $1,39 a $87,15 (récord), valor que deja un spread del 38,7% respecto a la divisa que cotiza en el MULC.

Monedas de América Latina

Las monedas de América Latina acentuaron sus pérdidas este jueves, en medio de una generalizada aversión global al riesgo derivada del impacto del coronavirus y la cada vez mayor percepción de que los estímulos no serán suficientes para prevenir una recesión económica.

El peso mexicano se depreciaba un 4%. En Brasil, el real traspasó el umbral de 5 unidades por dólar por primera vez en su historia pese la intervención del Banco Central en el mercado de divisas.

El peso colombiano se desvalorizaba un 3,9%; el peso chileno operaba con retroceso de un 1,8% luego de tocar más temprano un mínimo histórico de 856,80 unidades por dólar, en una jornada de alta volatilidad.

Fuente: Ambito Financiero