El dólar blue y los dólares financieros ahora bajan, ¿se mantendrá la tendencia?: este es el veredicto de los expertos

29-10-2020 – La novedad cambiaria de las últimas jornadas fue la baja del dólar blue y las cotizaciones bursátiles de la divisa. En el mercado informal, el billete tocó un máximo de $195 el viernes pasado y esta semana retrocedió $17 hasta el cierre del miércoles, en $178.

Por su parte, las cotizaciones financieras -cuyos valores también actúan como una referencia para el precio del blue- también recortaron desde sus máximos, anotados el jueves pasado. El dólar Mep bajó $18,24 y cerró hoy a $144,85. Por su parte, el contado con liquidación perdió $28,70 desde el pico y terminó la rueda de hoy en $152,30.

«Bajó mucho al contado con liquidación en pocos días y el blue acompaña en algún punto. Igualmente, siempre llegado el fin de mes hay necesidad de pesos y eso puede reforzar un poco la oferta», sostuvo Claudio García, de PR Corredores de Cambio.

Las caídas en el dólar Mep y el contado con liquidación se deben, según apuntaron en el mercado, a las intervenciones de organismos públicos, como Anses y Banco Central (BCRA), que generan oferta de bonos y bajan las cotizaciones.

«Por el lado del contado con liquidación y el Mep, todo el mercado cree que seguirán interviniendo con bonos. La oferta fuerte en esos dos mercados es oficial», apuntó García.

Además, tal como publicó iProfesional, hubo llamados directos a los operadores para que no hagan transacciones de dólar financiero.

¿Por qué bajó el blue?

 

Los especialistas dudan de que las bajas en el dólar blue y el contado con liquidación puedan ser sostenibles si el Gobierno no pone sobre la mesa un plan fiscal y monetario consistente. Al momento de listar las razones, los expertos mencionan:

  • Precio alto
  • Necesidad de pesos por fin de mes
  • Controles oficiales
  • Licitación de bonos

Aún cuando el valor del dólar blue parece caro en términos históricos, explican que la falta de confianza le aporta cierta irracionalidad a la dinámica cambiaria.

Sobre ese punto, Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, afirmó: «El dólar paralelo estaba y está caro. Si uno viene con dólares a la Argentina y los cambia en el paralelo, se va a encontrar con la Argentina más barata de los últimos 30 años. Ahora bien, como toda burbuja, no se sabe cuando se pincha. Entonces, si mañana va a estar más caro que hoy, igual es racional o tiene sentido comprar».

Con respecto a las razones detrás de la baja, Rajnerman apunta dos. Por un lado, la posibilidad de que el mercado empiece a percibir «cara» las cotizaciones paralelas y, por otro, la necesidad de pesos de cara a fin de mes.

«A pesar de que la situación sigue siendo igual de tensa y complicada que la semana pasada, quizá el mercado lo empieza a ver más caro. El otro punto es que hay muchas empresas que se sobredolarizan a principios del mes para que la plata les rinda un interés y que a finales de mes tienen que salir a vender una parte de los dólares para pagar sueldos o algún otro tipo de compromiso», explicó el economista.

Por su parte, Martín Vauthier, director de EcoGo, se refirió a otras dos posibles causas de la baja en las cotizaciones paralelas. Entre ellas, mencionó el interés que generó el bono atado al dólar oficial que licitó ayer Economía.

«Puede estar vinculada, en parte, a mayores controles durante estos días. Y también, una posible venta de bonos en dólares contra pesos que luego se destinaron al título dólar linked, en un contexto donde la incertidumbre y las expectativas de devaluación hacia adelante le dieron atractivo a este instrumento y generaron una gran demanda en el mercado», indicó Vauthier.

¿Se puede sostener la baja? 

Los analistas creen que la baja de las cotizaciones paralelas será más bien efímera. Rajenerman se mostró pesimista y negó que pueda darse una caída sostenida en los precios del billete. «Son mercados muy chicos pero la situación de fondo no se está solucionando. El mercado está demandando algunas señales vinculadas a lo fiscal y, por ahora, no llegaron», señaló.

A su turno, Vauthier coincidió en el punto. «Nada es sostenible si no se atacan las razones de fondo. Tiene que aparecer una señal política clara, un ordenamiento, se deben generar consensos y tiene que quedar claro cuál es el rumbo del Gobierno hacia adelante. A su vez, es importante que aparezca una señal fiscal contundente, teniendo en cuenta que detrás del exceso de pesos está el financiamiento monetario del déficit fiscal, la emisión», detalló.

Tras el buen resultado de la colocación de bonos del martes, el Tesoro renovó con creces sus vencimientos y anunció que le devolverá al BCRA $100.000 millones de los que ha emitido para financiar el déficit, que se suman a otros $26.000 millones que ya pagó este mes. Así, pagará un 25% de lo inyectado este año por adelantos transitorios.

Rajnerman reconoció que el Gobierno obtuvo un buen resultado en la licitación del martes y destacó la decisión de empezar a cancelar parte del financiamiento monetario en tanto representa un paso «en el camino hacia atenuar la liquidez«.

No obstante, consideró que «sigue habiendo un exceso de pesos» y dijo que «también hay muchos problemas con la emisión futura porque la meta del año que viene es poco exigente». Es que, ante la perspectiva de una política monetaria expansiva, es poco probable que ceda la presión dolarizadora.

En la misma línea opinó Vauthier, quien indicó: «Es muy importante dar una señal respecto de que la emisión se va a reducir considerablemente hacia adelante y también es importante que aparezca un programa monetario consistente, que asegure que las tasas en pesos sean atractivas en relación a las expectativas de devaluación e inflación. En la medida en que no aparezca un programa integral, con componente fiscal, monetario y financiero, respaldado y con consenso de la política, cualquier baja en los dólares financieros será transitoria», sentenció Vauthier.

Nada para festejar

Aun con la descompresión de los dólares paralelos, el BCRA no tiene respiro en el frente cambiario. Las ventas de divisas continúan y las reservas siguen sufriendo.

Hasta el 22 de octubre, el organismo vendió más u$s660 millones en el mercado y apenas logró terminar con saldo positivo en 5 de las 15 ruedas cambiarias que hubo en el mes. Las ventas de dólares se duplican al considerar el período transcurrido desde el 15 de septiembre, cuando el BCRA puso en marcha el súper cepo.

Esas ventas de dólares golpea directamente a las reservas brutas del BCRA, que continúan bajando. En lo que va de octubre, ya retrocedieron u$s1.239 millones, mientras que desde el 15 de septiembre acumulan una merma de u$s2.355 millones.

«El BCRA sigue vendiendo todos los días. Hoy, antes del mediodía, ya llevaba vendidos unos u$s30 millones. Ayer vendió unos u$s60 millones», contó García.

En la misma línea se manifestó Portfolio Personal Inversiones (PPI) en su reporte diario: «Las tensiones se mantienen con el Banco Central interviniendo para abastecer el exceso de demanda. Esto, con un volumen de negocios cercano a los u$s255 millones -por encima de los u$s210 millones promedio diario del mes-«.

Desde PPI, estimaron que la autoridad monetaria vendió unos u$s80 millones el martes y resaltaron que, en el balance mensual, «el BCRA acumula ventas de u$s849 millones -a un ritmo promedio diario de u$s47 millones». Algo similar apuntaron en torno a la salida de depósitos en dólares, que ya supera los u$s1.100 en octubre.

«La dinámica parece ininterrumpible, a menos que se genere un fuerte cambio de expectativas en el corto plazo. La salida de depósitos tiene un impacto indirecto en las reservas, ya que por cada dólar de depósito que se retira, implica alrededor de 15 centavos de dólar que salen de las Reservas del BCRA. Por esto, es importante generar confianza para que vuelvan a ingresar dólares al sistema financiero y alimenten las Reservas de la entidad monetaria, pero hace falta confianza, un plan económico creíble y resolver el déficit fiscal», afirmó PPI.

Fuente: Melina Manfredi – iProfesional