El divorcio en el nuevo código civil y comercial de la nación

Por María Angélica Medina
Abogada

EL 1º de Agosto de 2015 entró en vigencia por la ley 26.994 el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación. La nueva norma reemplazó a un cuerpo legal que regía desde hace más de 140 años. El mismo regula sobre aspectos fundamentales que hacen a la relación de la personas ya sea en el ámbito privado, como así también en el comercial.-

La Cámara de Diputados convirtió en Ley el proyecto de unificación y actualización de los Código Civil y Comercial. La flamante norma consta de 2.671 artículos que regulan la vida de las personas y esta dividido en seis libros.-

Ya que como he manifestado las normas que regulaban nuestra vida hasta el momento tenían mas de cien años, nos habíamos habituados a ellas, las habíamos incorporados a nuestras vidas, lo que puede hacer que las nuevas normativas nos pueden resultar extrañas y complicadas.-

El objetivo de este bloque informativo, es que los oyentes pueden tomar conocimiento de las modificaciones que se efectuaron dividiéndolo en temas.-

Por lo que vamos a ir efectuando un comentario concreto y detallado de cada una de las modificaciones existentes, para que se pueda comprender la magnitud y alcance de los mismas.-

En el plano del derecho de familia, la nueva normativa establece cambios significativos, principalmente para el proceso de divorcio ya que se puede hacer por pedido de ambos cónyuges o unilateral a pedido de uno de ellos, no exige requisitos de que ambos estén de acuerdo en divorciarse ni tampoco que deben estar casado un plazo determinado, algo nuevo y novedoso es que se pueden realizar convenciones matrimoniales antes o durante el matrimonio optando por el régimen de separación de bienes, este tema no estaba regulado en nuestro ordenamiento jurídico.-

También incorpora el nuevo Código Civil y Comercial la figura legal “ unión convivencial”, así se denomina a lo que anteriormente se conocía como concubinato, que era la unión de hecho de dos personas que convivían en un proyecto de vida común en vista a formar una familia, otro tema importante es la responsabilidad parental, implementando un sistema de protección que garantice las condiciones necesarias para el desarrollo de los hijos como un mejor trato en la relaciones de ellos con los padres.-

Además hay cambios sobre adopción, reproducción asistida, y apellido de los hijos.-

Hay modificaciones sobre sucesiones, temas comerciales, protección al consumidor, etc, capacidad de las personas, formas de contratación, pago de deudas en moneda extranjera, entre otros temas que son los regulados por los nuevos ordenamientos jurídicos.-

Uno de los temas creo que para la sociedad ha tenido mayor repercusión ha sido la forma de disolución del vinculo matrimonial.- Sobre este tema las modificaciones que se introdujeron son varias:

Como primera medida elimina la separación personal que se podía peticionar cuando existían causales como adulterio, tentativa contra la vida de uno de los cónyuges, injurias, abandono, ahora solamente existe como figura jurídica para disolver el matrimonio “el divorcio”.-

En cuanto a esta figura legal existen importantes diferencias con el régimen anterior:

Primero: elimina el divorcio vincular con causa, ya fueran objetivas o subjetivas ahora el art. 437 del Codigo Civil y Comercial de la nación determina: “ EL DIVORCIO SE DECRETA JUDICIALMENTE A PETICIÓN DE AMBOS O DE UNO SOLO DE LOS CÓNYUGES”, es decir que el divorcio se decreta judicialmente con la sola petición de uno o en el mejor caso de ambos cónyuges, anteriormente era necesario que el pedido de divorcio lo solicitaran ambos cónyuges lo que hacía muchas veces imposible conseguir la firma del otro, sino se debía iniciar un demanda dónde era necesario probar las causales que hacían imposible continuar con la vida en común, que en muchas ocasiones eran muy difícil de probar o engorrosas y molestas; pero exige el cumplimiento de un requisito que es acompañar una propuesta que regule los efectos del divorcio, lo cual lo vamos a tratar mas adelante.-

Segundo: elimina los plazos legales, la legislación anterior establecía un plazo de tres años de matrimonio para solicitar el divorcio, esto conllevaba que numerosas parejas tenían que vivir separados de hechos, ante la ruptura de la convivencia, pero no podían divorciarse por no haber alcanzado tales plazos, ahora desaparecen estos plazos para poder divorciarse, bastando la sola manifestación de uno sólo de lo cónyuges.-

Tercero: como dije anteriormente el divorcio en el nuevo código es incausado, ya que establece que, para que el juez pueda decretar el divorcio sólo basta la voluntad expresa de uno sólo de los cónyuges o mejor por ambos sin invocación de causa , el divorcio se decreta SOLAMENTE A PETICIÓN DE PARTES O DE UNO SOLO DE LOS CONYUGES Y SIN INVOCACIÓN DE CAUSA.-

También introduce que será nulo cualquier pacto o cláusula por el cual uno de los cónyuges o ambos, renuncien a la posibilidad de solicitar el divorcio.-