El déficit provincial llegó a $1.170 millones, pese al freno de la obra pública

Es el rojo consolidado de la Administración Pública no Financiera. Si bien el ahorro corriente subió 49,3% respecto a 2017, la ejecución de trabajos públicos creció 54% aunque desaceleró respecto a agosto. La deuda, récord con un dólar a $41,25 (luego bajó)

20-11-2018 – Es el rojo consolidado de la Administración Pública no Financiera. Si bien el ahorro corriente subió 49,3% respecto a 2017, la ejecución de trabajos públicos creció 54% aunque desaceleró respecto a agosto. La deuda, récord con un dólar a $41,25 (luego bajó)

La Administración Pública no Financiera de la Provincia profundizó en septiembre pasado el déficit financiero que alcanzó a 1.170,09 millones de pesos, frente a los 369,1 millones de pesos de superávit que mostró en el acumulado a igual período del año anterior.

En tanto, casi duplicó los 653 millones de pesos negativos a agosto pasado. Los datos aparecen reflejados en la Ejecución Presupuestaria al 30 de septiembre informados por la Provincia en las últimas horas.

El quebranto financiero se produjo pese a la mejora de 52,1 por ciento del superávit de la Administración Central, que alcanzó a 9.767,5 millones de pesos. Sin embargo, las erogaciones de la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento (ACIF) y en menor medida de la Caja de Jubilaciones, arrastraron el resultado a terreno negativo.

El año pasado, el consolidado provincial recién arrojó déficit financiero desde octubre. Este año queda claro que el rojo será contundente. La diferencia se cubrirá como es habitual con el endeudamiento obtenido para financiar el plan de trabajos públicos.

Sucede que en la Provincia insisten en que el quebranto es producto de la cantidad de frentes de obra abiertos.
De hecho, de acuerdo con los datos oficiales al 30 de septiembre, los gastos de capital del consolidado provincial, esto es básicamente Administración Central más ACIF, llegaron a 25.970,9 millones de pesos, 54,04 por ciento por encima de igual período del año pasado.

Sin embargo, a diferencia del mes anterior donde luego de una desaceleración constante de la ejecución en obras, se observó un importante repunte, en septiembre volvieron a caer los gastos de capital respecto al mes inmediato anterior.

Efectivamente, en agosto pasado se habían erogado obras por 4.451 millones de pesos. En tanto, en septiembre, esos gastos bajaron a 3.370 millones de pesos que igual se ubicaron por encima de los 2.953 millones de pesos de igual mes del año anterior. No obstante, la suba interanual en septiembre fue muy inferior a la inflación del período, más aún en los insumos de obra pública que crecieron muy por encima de los precios minoristas.

El sostenimiento de los gastos en obra, más allá del endeudamiento, se logró a partir de la mejora en el ahorro corriente producto de ingresos corrientes que suben por encima de los gastos corrientes.

Concretamente, la Administración Central registró al 30 de septiembre pasado, recursos corrientes por 127.999,7 millones de pesos, 32,78 por ciento mayores al año pasado aunque siete puntos porcentuales por debajo de la inflación interanual a ese período. En tanto, los gastos corrientes llegaron a 94.926,6 millones de pesos, 27,7 por ciento mayores al año anterior y más de 12 puntos por debajo de la suba de precios minoristas.

Dentro de las erogaciones corrientes, los gastos en personal llegaron a 52.206,7 millones de pesos, 26,08 por ciento mayores al año pasado.

Ese ítem será clave en los meses siguientes toda vez que si bien la Provincia renegoció la cláusula gatillo vigente, hasta septiembre el aumento pactado sólo para 2018 era de 27 por ciento que subió a 32 por ciento en octubre. Se descuenta que en noviembre recibirán una mejora acumulada de 36 por ciento (ver aparte).

La deuda llegó a $112.333 millones, previo a la baja del dólar

La deuda pública provincial alcanzó al 30 de septiembre pasado a 112.333,6 millones de pesos, casi 12 mil millones de pesos más que en agosto pasado y 166 por ciento superior a los 42.858 millones de pesos que alcanzó un año atrás.

Sin embargo, el pasivo mostrará ya en octubre una sensible baja producto de la caída del valor del dólar.
Es que el rojo que la Provincia informó a septiembre pasado fue tomado a un tipo de cambio de 41,25 pesos por dólar cuando el viernes pasado el valor de la divisa en el Banco Nación cerró en 36,90 pesos por unidad. En tanto, en octubre pasado llegó incluso a ubicarse por debajo de 36,50 pesos.

De esta forma, la deuda provincial volvería a situarse en octubre en torno a los 100 mil millones de pesos e incluso menos producto de la baja del dólar.

La sensibilidad del rojo al valor de la divisa es casi directa. Es así porque más de 95 por ciento de la deuda está nominada en dólares por lo que cualquier movimiento en la cotización de esa moneda inmediatamente se traslada al volumen de la deuda.

Según datos oficiales, de los 112.333,6 millones de pesos del rojo, 4.920,9 millones de pesos están en moneda nacional y el resto en dólares.

En cuanto a las Obligaciones del Tesoro, la denominada deuda flotante, llegó al 30 de septiembre último a 11.105,1 millones de pesos. De ese monto, 3.712 millones de pesos era deuda asumida con los agentes públicos que, como es habitual, se cancela horas después con los pagos mensuales de los salarios que se devengaron en este caso en septiembre.

Caja

El rojo de la Caja de Jubilaciones alcanzó al 30 de septiembre pasado 7.828 millones de pesos. Se trata de la diferencia entre los ingresos por contribuciones a la seguridad social y las erogaciones por el pago de las prestaciones. Parte de ese pasivo debe ser asumido por la Nación. Con todo, hasta septiembre pasado, sólo había atendido $1.539 millones por lo que la Provincia debió afrontar el resto con fondos del Tesoro. Aún no hay fecha de pago para el rojo 2018. Ni siquiera el monto que la Nación cubrirá pero que se descuenta será muy inferior al quebranto que termine de tener el organismo a fin de año, que rozaría 11 mil millones de pesos.

Fuente: Comercio y Justicia