El Central volvió a subir tasa de pases en un nuevo intento por frenar la inflación

La autoridad monetaria elevó el tipo de interés en 100 puntos básicos y la tasa de pases quedó en 28,75%. El mercado esperaba que la tasa se mantuviera en niveles altos luego de que en el comunicado de política monetaria anterior se adoptó una medida similar.

El Banco Central, en un nuevo intento por controlar la inflacion, decidió subir la tasas de pases en 100 puntos básicos y quedó en 28,75%. El mercado esperaba que la tasa se mantuviera en niveles altos luego de que en el comunicado de politica monetaria anterior se adoptó una medida similar.

La explicacion otorgada en el comunicado de está semana está centrada en las espectativas de inflación que hay en el mercado y los últimos datos difundidos por el INDEC y distintas consultoras.

“En las últimas dos semanas se conocieron los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) llevado adelante por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Las expectativas de inflación para fin de 2017 aumentaron respecto al mes anterior de 22,0% a 23,0% para el IPC a nivel nacional”, sostiene el comunicado y agrega: “La inflación esperada a 12 meses vista aumentó de 16,9% a 17,3%, mientras que se espera un aumento en el nivel general de precios de 16,0% para 2018. Las expectativas se mantienen por encima de las metas de inflación”.

En el mercado, los analistas esperaban que en la decisión de hoy la tasa se mantuviera en niveles similares a los del último comunicado y cerca del 30%.

“Los indicadores de alta frecuencia monitoreados por el BCRA muestran desde octubre una menor inflación. Estos datos sugieren que la inflación núcleo ha retomado su dinámica descendente, aunque todavía se encuentra por encima del nivel buscado. La autoridad monetaria procurará acentuar la baja inflacionaria y minimizar el impacto de los próximos aumentos de precios regulados”, agregó el Central.

Por último, el comunicado de politica monetaria sostiene que “el BCRA espera que, con este incremento en el sesgo contractivo de la política monetaria, la tendencia decreciente de la inflación núcleo se consolide más rápidamente en los próximos meses, de manera de converger al objetivo de inflación de 10% ± 2% para 2018”.