EEUU eleva aranceles hasta el 64% para el biodiésel argentino

Anticipan que ello generará un freno total de envíos de biodiesel a EE.UU. Así lo advirtió en un comunicado la cámara que agrupa los productores de ese combustible alternativo, tras conocerse la decisión norteamericana de subir fuertemente la carga impositiva al ingreso del commoditie argentino.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos consideró que las importaciones de biodiésel de Argentina están subsidiadas por lo que elevó las tasas entre 50,29% al 64,17% sobre sus compras del producto. Desde la Cámara de Biocombustibles de la Argentina (CARBIO) tildaron la medida de «sorprendente e injustificada», en declaraciones a ámbito.com.

La comisión nacional de biodiésel de EEUU adelantó -en un comunicado- que el Departamento de Comercio impondría aranceles compensatorios que irían desde un 50,29% a un 64,17% al biodiésel de Argentina y de entre un 41,06% a un 68,28% en el caso de Indonesia.

A lo largo de 2016, las importaciones de biodiésel provenientes de Argentina e Indonesia siginificaron erogaciones de 1.200 millones de dólares y 268 millones de dólares, respectivamente, según un informe del Departamento de Comercio de EEUU citado por la agencia Reuters.

Ante esta media, desde CARBIO evaluaron a la medida de «proteccionista» y advirtió que se generará una paralización inmediata de los envíos del biocombustible hacia EEUU.

El presidente de CARBIO, Luis Zubizarreta, dijo que no existen los supuestos subsidios al biodiésel local -elaborado con aceite de soja- en los que se basó el Gobierno estadounidense para decidir elevar las tasas.

«La medida muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde a lo establecido por la Organización Mundial de Comercio», dijo Zubizarreta y enfatizó que «en la Argentina no existen subsidios para beneficiar las exportaciones de biodiésel».

El mercado norteamericano significa el 90% de todo lo que exporta la Argentina en materia de biodiesel. El golpe que supone la decisión norteamericana es importante, entre otras cosas porque los aranceles impuestos más que duplican los valores impositivos que ya hubieran dejado al biodiésel argentino fuera del mercado. “Con un 25% de carga, como ya sucede con Europa, donde dejamos de exportar, ya quedábamos afuera de competencia”, advirtió una fuente del sector.

Además explicó que los «derechos compensatorios impuestos resultan en una paralización inmediata de ventas a los Estados Unidos, con un claro perjuicio a toda la cadena sojera argentina».

Fuentes: Ambito Financiero y el Cronista