Dólar: comercios “incentivan” su uso en compras

Hay supermercados y casas de electrodomésticos que promocionan el pago en sus locales con la divisa estadounidense. En las casas de cambio, se mantiene la demanda de pequeños ahorristas. En dólares, los bienes durables están más baratos que hace un año.

08-10-2019  – Ahora podés abonar con dólares. Cotización del día: un dólar = 65 pesos”. Al menos dos sucursales del supermercado Cordiez, ubicadas en Río Segundo y en Villa Allende, tienen este cartel pegado en una de sus puertas de ingreso.

“Aceptamos su pago en dólares”, reza, en esa sintonía, un mensaje que la cadena de ventas de electrodomésticos Musimundo exhibe en varios de sus locales desperdigados por Córdoba.

“Cotización: dólar, 57; euro, 66”, muestra una pizarra en una vidriera de la casa de indumentaria Montagne, ubicada en el Córdoba Shopping Center.

Son algunos ejemplos de una tendencia que comienza a tomar fuerza en el sector comercial local: salir a tentar a los consumidores que tienen dólares en la mano para que los “inviertan” en compras, y para ello ofrecen, en algunos casos, un precio mejor que el que cobrarían si los vendieran en un banco o en una casa de cambios.

El caso de Cordiez es el mejor ejemplo: le ofrece al ahorrista 10 pesos más por dólar que el tipo de cambio de referencia para la compra, que ayer se situaba en 55,90 pesos en el Banco Nación. Es decir, si una persona quisiera cambiar 100 dólares, en el supermercado obtendría casi mil pesos más, aunque con la obligación de gastarlos en mercadería.

Desde la cadena regional cordobesa, evitaron dar mayores detalles a La Voz sobre los motivos que los llevó a implementar esta modalidad. Sólo señalaron que “es un servicio más para el cliente” y que esperan concretar algunas ventas, aunque no de grandes magnitudes.

Estrategias

Para Cristian Pastore, gerente de la Cámara de Comercio de Córdoba, se trata de un fenómeno incipiente, pero que puede llegar a transformarse en una tendencia. “Son pequeñas estrategias comerciales y de marketing que se generan a partir de lo que está sucediendo en la calle: la gente no habla de otra cosa que del dólar. Entonces, la lógica es que si todo el mundo está pensando en dólares, vamos a lo que está pensando la gente”, explicó.

En similar sentido opinó el presidente de la Cámara de Comercio de Electrodomésticos y Artículos del Hogar de Córdoba (también se desempeña como director de Marketing de AMA Hogar), Luis Méndez.

El ejecutivo señaló que no es una estrategia que baje desde las entidades, sino que son decisiones propias de cada empresa. En el caso de AMA, por ejemplo, reconocieron que si aparece un comprador con billetes estadounidenses, tratan de pagárselo a un precio “blue”.

Si bien es difícil ponerle un valor concreto a esta opción, ayer diferentes páginas de internet que siguen este indicador ubicaban el dólar alternativo (punta compradora) en torno a 59 pesos, contra los 55,90 mencionados de la cotización oficial.

“No es lo común, pero hay algunos casos en los que sucede y se cierran operaciones. Se los tomamos a un precio un poquito más alto para que los larguen”, se sinceró Méndez.

Vale mencionar que los precios de los electrodomésticos subieron 20 por ciento promedio en un mes y medio, por lo que no han copiado todo el efecto de la devaluación y, por eso, en dólares están más baratos que a principios de agosto.

Habilitados

En este contexto, un punto para tener en cuenta es que, en todos estos casos, se trata de operaciones formales y habilitadas, dado que el Banco Central, a principios de 2018, posibilitó que supermercados, hoteles y casas de electrodomésticos, entre otros comercios, pudieran comprar y vender divisas.

El Central lanzó la medida con la idea de “brindar mayor competencia y transparencia al mercado de cambios, mediante la incorporación de nuevos y diversos oferentes; y a la vez, simplificar la tramitación respectiva”. Antes de esta normativa, estos comercios sólo podían recibir pesos. Si captaban dólares, era por una vía informal.

Demanda minorista

Este fenómeno se enmarca, además, en un contexto de una demanda de dólares que no cesa, en especial por parte de ahorristas, y no de grandes inversores.

Según Aldo Michelli, propietario de la casa de cambios Coin, “después de las Paso, hubo una afluencia grande de gente que superó la oferta; por eso, el precio subió. Ahora, hace 10 días que el mercado está más tranquilo, aunque siguen muchas compras de bajos montos”.

También han surgido fintech que operan las 24 horas para compra y venta de dólares, con precios competitivos.

“Los grandes compradores ya se hicieron de dólares y como no hay liquidez (además del control de cambios), ya no tienen para seguir comprando. Pero sí hay una demanda incesante de los que compran de a 50 o de a 100, para proteger su poder adquisitivo”, completó Michelli.

En los supermercados MaMi también hay carteles que indican la cotización del dólar. Pero en este caso no se trata de una oferta para quienes compren mercadería, sino del precio que ofrece el agente de cambios Dinosaurio Bursátil.

Euclides Bugliotti, accionista de esta empresa, destacó que la demanda se ha mantenido muy activa en las últimas semanas y coincidió en que está concentrada en pequeños ahorristas.

Añadió que la burocracia y las altas exigencias de los bancos para vender dólares hacen que el público prefiera las casas de cambio. “Es el ‘chiquitaje’ que ahorra en dólares y los guarda. Lo malo es que termina todo en cajas de seguridad o debajo del colchón”, mencionó.

Fuente: Flavio Ré – La Voz del Interior