Cumbre Macri – Francisco, con eje en pobreza y narcotráfico

El presidente Mauricio Macri dijo que tuvo una «buena» reunión con el papa Francisco en el Vaticano, a quien calificó como «un líder moral» y con quien tuvo «una charla larga sobre lo que pasa en la Argentina y el mundo», incluida la «preocupación compartida por la pobreza» y tras la que el Pontífice animó al mandatario a seguir «adelante». El narcotráfico fue otro de los temas presentes en el diálogo.

«Fue una buena reunión, como estimo que siempre hemos tenido dos personas que nos conocemos hace mucho tiempo», analizó Macri tras visitar durante casi una hora al Papa en el estudio del Aula Paulo VI del Vaticano acompañado por su familia.

«Francisco siempre ha sido un líder moral para mí», describió el Presidente durante una rueda de prensa posterior en la embajada argentina ante la Santa Sede en la que detalló que tuvo con el sucesor de Pedro «una larga charla sobre lo que pasa en la Argentina y en el mundo». «Quería saber sus opiniones sobre lo que hicimos estos meses», sostuvo el mandatario.

«Hablamos de los indicadores de pobreza» en la Argentina, «una verdad compartida, aceptada ahora con los números del Indec», y que «nos convoca a una tarea enorme en la que no tenemos que perder un segundo», reveló.

En ese marco, el Papa «elogió fuertemente» la tarea que vienen desarrollando la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, a las que catalogó como «dos personas muy al tanto de la pobreza y las necesidades de la gente», explicó el Presidente.

«Hablamos de la preocupación compartida sobre la pobreza y la necesidad de generar trabajo, educación, capacitación, y de volver a convocar a todos a la cultura del encuentro», dijo Macri.

«Le mostré la enorme asistencia social que desplegamos en 10 meses, aumentando lo que había y coincidimos en que el asistencialismo debe ser transitorio porque, sino, condena a mucha gente a la frustración».

La lucha contra el narcotráfico también estuvo en la agenda. «Me reiteró que es una batalla en la que no hay que ceder y que la frontera es el primer paso», afirmó en diálogo con la prensa.

Además de la realidad argentina, los dos jefes de Estado tocaron las preocupaciones comunes por el mundo, entre ellas «la agenda por la paz» frente a la que el Pontífice le transmitió su «preocupación».

También formó parte de la agenda la preocupación común por el cambio climático, por lo que el Presidente narró el éxito de las últimas licitaciones para avanzar en la instalación de energías renovables en el país y el Pontífice comentó que tanto el Aula Paulo VI como en la residencia de Santa Marta tiene energía solar.

Por último, Macri detalló que le pidió al Pontífice que Dios lo «ilumine» para poder llevar «a los argentinos por el camino correcto», a lo que Francisco le respondió con un alentador: ‘Fuerza y para adelante»

Fuente: Ambito Financiero