Cuánto paga de impuestos una familia tipo por año?

Por el Cr. Gustavo Peretti

10/02/2019: En la columna de este domingo vamos a tratar de hacer el cálculo de la presión tributaria sobre una familia tipo de cuatro personas, suponiendo un ingreso familiar anual de $ 800.000.- es decir un promedio mensual de $ 65.000 mensuales, del sector servicios, que no son profesionales, es decir no están exentos de ingresos brutos ni de industria y comercio, siendo cada uno de los cónyuges monotributistas de la categoría D, con una vivienda familiar propia con una valuación fiscal de $ 1.500.000.-, un automóvil con una valuación fiscal de $ 300.000.-, un consumo mensual de $ 20.000 entre supermercado, gastos de salud y vestimenta, $ 2.000 en combustible, $ 2.000 en energía, $ 1.000 de Gas, Telefonía y Celulares $ 2.000.-

Haciéndo cálculos, básicamente los impuestos básicos que pagaría por año serían los siguientes:

Monotributo impositivo, previsional e ingresos brutos: $ 2.148 por mes cada uno; anualizado el costo toal de ambos en el año significarían: $ 51.545,52.-

Impuesto inmobiliario provincial; $ 5.000.-

Impuesto automotor provincial: $ 2.800.-

Tasa de Servicios a la Propiedad: $ 6.000.-

Industria y Comercio: $ 20.000.-

Impuesto Automotor Municipal: $ 5.000.-

IVA sobre consumo de supermercado y otros: $ 41.500.-

Impuestos sobre consumo de gas: $ 2.800

Impuestos sobre consumo de Energía: $ 10.800

Impuestos sobre consumo de combustible: $ 12.000

Impuestos sobre telefonía e internet: $ 5.000

Haciendo la sumatoria de toda la carga tributaria anual: nos daría un total de $ 162.445,52.- lo que representa una presión tributaria total equivalente al 20% del total de los ingresos. A ello habría que agregar gastos adicionales a la carga tributaria como son los costos de tener una caja de ahorros para el pago de los tributos y el mantenimiento del posnet para recibir tarjetas de débito y de crédito, que son muy variables de acuerdo a cada entidad financiera con la cual opere el contribuyente.

No se toman en cuenta los servicios propiamente dichos (Agua, Telefonía, Gas, Agua) porque no son impuestos, más allá de que representan un porcentaje significativo del costo familiar; el valor de los mismos constituyen tarifas e incrementan la calidad o status de vida de la familia. Dentro del monotributo no se considera el gasto en obra social, porque el mismo no es un componente impositivo, sino un beneficio de cobertura de salud para el contribuyente y su familia.

El caso se realizó con diversos supuestos que varían según la ocupación u oficio de los contribuyentes; pudiendo variar de acuerdo a si por ejemplo el contribuyente es profesional, en donde pueden estar exentos de ingresos brutos, industria y comercio y no pagar el componente previsional dentro del monotributo; debiendo realizarlo por ejemplo con el pago de los derechos de ejercicio profesional; siendo muy amplio el abanico de posibilidades y de costos según sea la profesión del contribuyente. En el caso del monotributo además hay que tener en cuenta que en la medida que se avanza en las categorías, el porcentaje que se paga en el componente impositivo y previsional es mayor por un criterio de progresividad tributaria.