Creció morosidad en Ingresos Brutos por impacto de la crisis

En agosto, el padrón de Riesgo Fiscal de contribuyentes de ese tributo llegó a 45.721 irregulares, 2.183 más que el mes inmediato anterior. El listado crece sin pausa desde marzo, cuando se contabilizaron 40.571 sujetos incluidos. El incremento, sólo un síntoma de la caída de la actividad económica

13-08-2018 – El padrón de contribuyentes de Ingresos Brutos (IIBB) catalogado como de “Riesgo Fiscal” alcanzó en agosto a 45.721 sujetos en calidad de irregular, más de dos mil por encima de julio último.
En tanto, si se computan los datos de marzo pasado, el listado sumó más de 5 mil contribuyentes.
En aquel mes y luego de “limpiar” el padrón de aquellos que tributaban montos fijos, entre otros, la lista había tocado un piso de 40.571 contribuyentes.
Se trata de sujetos con algún tipo de pasivo con el Fisco -no pasivos menores- o bien que adeudan otro tipo de requerimiento del organismo recaudador.
Quienes figuran en el listado deben tributar alícuota agravada, según consta en la normativa que dio origen a esa estrategia de la Dirección de Rentas.
Si bien no necesariamente el aumento experimentado por el padrón de Riesgo Fiscal obedece al impacto de la crisis, sí hay una incidencia importante.

De hecho, días atrás, fuentes del Ejecutivo provincial admitieron a Comercio y Justicia que la caída en la actividad económica y su impacto en todos los frentes, había comenzado a golpear también el grado de cumplimiento por parte de los contribuyentes.
Por lo pronto y tal como lo informó este medio, la recaudación provincial registró en julio su primera baja consolidada en términos reales, esto es descontada la inflación.
En ese marco, IngresosBrutos mostró una evolución de 23,2 por ciento respecto a igual mes del año pasado.
El crecimiento nominal se ubica seis puntos porcentuales por debajo de la inflación del mismo período.
Esa baja real obedece en buena medida a la caída de la actividad pero también en parte al menor cumplimiento en sus obligaciones por parte de determinados contribuyentes.
Si bien no es posible cuantificar el impacto de una u otra situación en la baja de la recaudación de ese impuesto, se descuenta que la mayor parte obedece a la baja en la actividad.
Es que la evolución de los ingresos que aporta ese tributo obedece en su gran mayoría a la recaudación de grandes contribuyentes cuya fiscalización es ciertamente seguida de cerca por el organismo recaudador provincial.
De hecho, los sujetos irregulares que aparecen en el listado de Riesgo Fiscal, no son precisamente los denominados grandes aunque sí tienen incidencia relativa en los ingresos del fisco.

De acuerdo con los datos informados por Rentas, en marzo se contabilizaron 40.571 irregulares, en abril fueron 42.038, en mayo llegaron a 43.411 y en junio a 43.587. En tanto, en julio, la cifra alcanzó a 43.538 y este mes a 45.721 contribuyentes.

Fuente: Comercio y Justicia