COVID 19 – Quédate en casa: “Esto también pasará”

21-03-2020 – A todos nos dan ganas de sacar ese anillo del Rey de ese cuento que leímos infinidades de veces cuando sentíamos que algún momento nos generaba malestar y que parecía que se había apoderado de nuestras vidas para siempre.

Sacar ese anillo para leer las tres palabras que tenían esa magia de calmar todo, tan simple de decirlo y ´tan pequeño para estar impreso debajo de un diamante. Sólo tres palabras que cambiaban todo el cuento, en el mismo instante en que eran leídas: “Esto también pasará”.

Me acuerdo de mi infancia y la emoción que me causaban aquellas lecturas que empezaban con el famoso “Había una vez” para presentarte una historia, que sabías que se iba a complicar en el medio pero que, al último, iba a llegar la calma de un prometedor final feliz.

Y ahora, como en los cuentos, cuando los leíamos, o cuando nos los leían por primera vez, y nos íbamos concentrando en cada momento de la historia, aguardando ese desenlace que, seguramente, nos iba a sacar una sonrisa, porque de verdad confiábamos, de verdad creíamos que un buen final debíamos tener, porque ya hasta nos convencíamos que no podía terminar la historia sin darnos un buen final, ese buen final que hasta nos parecía un derecho.

Claro, en el medio, en el transcurrir del cuento estaba esa intriga, esa incertidumbre, ese “no saber qué iba a pasar” que te mantenía expectante, pero nos atrapaba en la confianza de que algo iba a suceder para traernos tranquilidad…

Hoy la realidad, nos muestra una historia en la que no sabemos cómo va a terminar, pero en la que no somos ni meros lectores, oyentes, o espectadores, sino que somos protagonistas, somos actores de esto que está pasando, y como el final está aún por escribirse, está en pleno proceso de producción, debemos ser conscientes de que depende nosotros.

Quedarnos en casa, inventando mil cosas para no aburrirnos, tratando de descubrir aquello que nos resulte más interesante, mientras afuera, nuestros dirigentes, nuestros agentes de seguridad, en todos sus niveles, nuestros profesionales de la salud, de todas las jerarquías, se ocupan de encontrar una solución a nuestro problema de este virus, este –como dice el presidente- nuestro “enemigo invisible”, y que confiamos no nos va a ganar la batalla…

Es necesario, como cuando leíamos o escuchábamos con atención ese cuento de la infancia, seguir confiando en que algo bueno va a pasar al final, pero, en esta realidad, que nos toca vivir, siendo conscientes de que, para que eso suceda, algo bueno hay que hacer.

QUEDATE EN CASA

ESTO TAMBIEN PASARA

Lic. Silvina Tissera

Comunicadora Social-Periodista