Contagios masivos: ¿Las reuniones sociales, el mayor problema en todos lados?

14-09-2020 – La pandemia cambió la agenda a nivel mundial y lo que, al principio, parecía que iba a ser noticia de carácter internacional, se transformó en nacional y provincial, para luego ser departamental y posteriormente local. Hoy, en nuestra ciudad, los datos impactan por la forma en que el caso uno se fue incrementando en tan poquito tiempo, y ya en la lista de los contagiados tenemos, no solamente a diversos grupos familiares, sino que ya el virus se ha asomado al ámbito de la salud.

Estaba pensando que la pandemia, ha detenido nuestros tiempos a la espera de una vacuna, de la que se habla mucho pero que, a ciencia cierta, más allá de las estimaciones, no se sabe claramente cuando estará en “nuestro poder” y qué tan eficiente será.

Mientras tanto, en las diversas localidades se va intentando evitar que el virus ingrese y una vez que entra, se va tratando de controlar que su propagación no se convierta en una situación inmanejable y que colapsen los sistemas de salud.

Y en esos claros objetivos como sociedad, al momento en el que llega el COVID19 a Hernando, con las experiencias, no solamente de cómo se ha encarado en el mundo sino de la forma que se lo ha enfrentado en localidades de diferentes departamentos del territorio provincial, nos ha dado la posibilidad de ir dilucidando en dónde están los mayores riesgos de contagio, de acuerdo a sus experiencias.

CONTAGIOS MASIVOS: ¿LAS REUNIONES SOCIALES MASIVAS, EL MAYOR PROBLEMA EN TODOS LADOS?

Y todos coinciden en que la aglomeración, el amontonamiento de gente, sumado al no uso de barbijo, más la falta de distanciamiento entre las personas, dejaron como efecto, la multiplicación de casos de manera rápida y masiva, por lo que se ha dicho desde el principio, acerca del alto grado con contagiosidad que tiene el virus.

 

REUNIONES SOCIALES MASIVAS: ¿LA MANERA MÁS FACIL DE DAR EN EL BLANCO, CON EL COVID19?

Aristóteles decía que: “hay muchas maneras de equivocarse y una sola de acertar; es fácil errar el tiro, lo difícil es dar en el blanco”, y en el último tiempo, en nuestra ciudad, más allá de que hay muchísimos ciudadanos responsables, se pudo observar, tal como les manifestaba días atrás, una, más que relajación, una resignación; es decir, arriesgarse a ver si nos toca o no nos toca.

Y ahí, llegamos a un punto donde las reuniones sociales, no las familiares, sino las sociales, se volvieron cada vez más masivas y en muchos casos se observaba que cubrían todos los requisitos para que el COVID19 entrara, en otras palabras, le abrimos la puerta de par en par.

Y en esa línea, contrariamente a lo que decía Aristóteles, acá, lo fácil no era errarle al tiro, lo fácil era acertarle al tiro, porque ya el mundo entero había explicado que el mayor foco de contagio son las reuniones sociales masivas, sin cuidados.

ANTE LA PRESENCIA DEL PROBLEMA, MIRAR HACIA ATRÁS PARA MIRAR HACIA ADELANTE

No se sabe, qué nuevos capítulos arrojará esta historia del COVID19, qué nos depara para nuestras vidas, pero es necesario que volvamos un poco y pensemos:

¿Podrían ser los comercios los focos de propagación del virus? Acá no tenemos negocios con clientes multitudinarios, es controlable, las empresas más grandes han seguido perfectamente los protocolos y han manejado la cantidad de personas que pueden ingresar a la vez.

¿Podemos pensar que son las reuniones familiares las que nos llevaron a la situación actual? Todo lo contrario, en tiempos de pandemia, necesitamos de los afectos, mínimamente los padres deberían recibir la visita de sus hijos.

¿Podemos pensar que en las misas están los focos de contagio? Las iglesias han seguido muy bien las indicaciones.

EL INCUMPLIMIENTO: ¿SIMBOLO DE LA PERDIDA DE RESPETO AL VIRUS, O SÍMBOLO DEL HARTAZGO A UNA CUARENTENA ETERNA?

En fin, podemos pensar y pensar, pero si escuchamos a los intendentes de otras localidades afectadas, da cuenta de que el principal problema son las reuniones sociales masivas, símbolo de la pérdida del respeto o del hartazgo de una cuarentena interminable, para evitar los contagios de un virus para el cual no hay vacuna, y que se nos ha dicho desde el principio que si salíamos lo íbamos a encontrar.

Lo cierto, es que de acuerdo a lo manifestado por nuestros profesionales de la salud: “La situación va a ser muy fea. No pensé que íbamos a llegar a esto, dijo en la conferencia del jueves, el Dr. Bernardi, mientras que el Dr. Elisardo D´avila junto al Secretario de Salud Pública pidieron colaboración a toda la sociedad, en el cumplimiento de los cuidados preventivos.