Consideraciones sobre la aprobación del presupuesto en primera lectura

En lo que respecta a la contribución por alumbrado público, los usuarios podrían solicitar se cobre el porcentaje establecido por la ley con carácter cancelatorio o pedir la devolución del pago realizado en exceso.

14-12-2018 – Este miércoles se aprobó en primera lectura el presupuesto municipal, aprobación que desde mi punto de vista contempla un error conceptual importante de parte de los integrantes de ambas bancadas del concejo, ya que no se modificó la incorrecta disposición de la Contribución por Inspección Eléctrica, Mecánica y por el Suministro de Energía Eléctrica en un 15% cobrada dentro de la factura de energía, la cual se encuentra limitada por la Ley provincial N° 10.545 en un máximo del 10%.

Si bien nos encontramos en una fecha cercana a la finalización de la sesiones ordinarias y del ejercicio, no es correcta la aprobación del presupuesto y de las ordenanzas impositiva y tarifaria, hasta tanto no se subsane dicho error; atento a lo cual todos estos proyectos de ordenanzas debieron permanecer en comisión; más allá de que la falta de aprobación de los mismos hicieran necesaria la reconducción del presupuesto y ordenanzas de este año hasta que se apruebe el nuevo presupuesto, extendiendo el período de sesiones ordinarias o llamando a sesiones extraordinarias, con las adecuaciones legales necesarias para el cobro de la contribución con el límite del porcentaje determinado por la ley hasta tanto se apruebe definitivamente, con la sanción del nuevo presupuesto, como se cobra la diferencia.

Cabe recordar que dicha prohibición no emana de una resolución de un ente regulador, sino de la ley provincial N° 10.545 sancionada por el Poder Legislativo provincial, lo cual la hace de cumplimiento obligatorio, teniendo en cuenta además que no vulnera dicha norma la autonomía del municipio, ya que la capacidad de generar tasas e impuestos no se limitan, sino que se regula un límite de aplicación en las facturas de servicios de su jurisdicción con concesión y regulación por parte del estado provincial.

La ley establece que a partir del 1° de Octubre las prestatarias ya deberían haber tenido adecuados sus sistemas y procedimientos para su cumplimiento, fecha que fue extendida por el organismo de contralor, a mi criterio en un exceso de sus atribuciones, porque modifica a través de una resolución una disposición de una ley, al próximo 1° de Enero, fecha a partir de cual ya debería aplicarse plenamente.

Por otro lado la misma ley dispone que si en la factura se incorporara un importe mayor al 10% permitido por la misma, el usuario podrá hacer uso del derecho de pagar sólo el monto que totalicen los conceptos autorizados en el artículo 1º de la presente Ley, imputándose como cancelatorio, válido y satisfactorio el pago del servicio en cuestión, o de reclamar el importe abonado en exceso.

Además en caso de verificarse el incumplimiento a lo establecido, podrán aplicarse a los prestadores de los servicios indicados en el artículo 1° de la ley:

a) Apercibimiento;

b) Multa equivalente de diez a diez mil veces el monto facturado indebidamente;

c) La pérdida de concesiones, privilegios, regímenes impositivos o crediticios especiales de que gozare el incumplidor.

Nota relacionada:

Distintas alternativas para el cobro de la tasa de alumbrado público en nuestra ciudad