Consejo de Álvarez Agis al Central: utilizar la «bala de plata» del canje para pulverizar la brecha cambiaria

El economista dijo que el BCRA tendrá un poder fuego muy grande para vender bonos en el contado con liquidación y forzar una caída del contado y el MEP

27-08-2020 – La brecha cambiaria, que explotó por los aires en las últimas semanas, sigue complicando la economía argentina en lo inmediato. A pesar de haber logrado acuerdo con los principales acreedores de la deuda, los dólares paralelos siguieron trepando. El contado con liqui y el MEP suben más del 70% en el año y la pregunta es cómo hará el Gobierno para reducir la brecha.

Una bala de plata que tendría el Banco Central, en caso de querer planchar el mercado paralelo, llegaría a partir del 7 de septiembre. El economista de PxQ y ex viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, dice que el Central tendrá la posibilidad de vender parte de los nuevos bonos que recibirá del canje en el mercado financiero para forzar una abrupta baja del contado. «Si el BCRA se decide, va a empezar un nuevo mercado de contado con liqui», dice Agis.

Sucede que el BCRA tiene u$s15.000 millones en títulos que son elegibles para el canje de deuda que termina este viernes. Son herencia de las famosas «Letras Intransferibles» que colocó forzosamente el kirchnerismo al Banco Central desde el 2008 (en la época del otrora número uno de la entidad, Martín Redrado, y cuando Miguel Pesce -actual presidente del banco- era su segundo). Pasó el tiempo y Cambiemos, por pedido del FMI incluso, canjeó esas letras (que eran papel pintado) que no cotizan (ni tenían valor de mercado) por otros títulos más «potables» contablemente.

La herencia de los papelitos pintados

Martín Guzmán decidió que esos bonos participaran del canje de deuda y, casi en forma increíble, ahora el Central recibirá nuevos bonos con los cuales «operar» en el mercado para bajar el dólar contado con liquidación. ¿Cómo? Podría salir a vender esos títulos (que tendrán vencimiento en 2030 y 2035) para aplicar la fiebre por el contado y el dólar MEP.

Agis calcula que tendrá alrededor de u$s8.000 millones en nuevos (que se emiten el 4 de septiembre) y que podrían ser usados a partir de la semana siguiente (que inicia el lunes 7) en el mercado para domesticar las cotizaciones paralelas. «El BCRA tendrá más capacidad de fuego para intervenir en el contado con liqui que intervenir el mercado formal en el MULC», dijo Agis durante un webinar organizado por Balanz Capital.

Los números marcarían que el mercado de contado con liqui mueve u$s30 o 40 millones por día, versus los u$s200 millones que lo hace el dólar oficial en el spot. De ahí que Agis cree que con muy poco, la mesa de dinero que maneja Pesce puede lograr una contención de la brecha para luego bajarla. La estrategia, además, permitiría al Central recuperar reservas internacionales (la obsesión del Gobierno por estos días). «La incógnita es si finalmente el BCRA tomará esa opción», se cubre el ex vice de Axel Kicillof.

Un nuevo mercado con el Central en la cancha

«El Central va a ser un market maker en el contado con liquidación y si decide vender bonos va a estar haciendo una operación de mercado abierto -vendiendo títulos y tomando pesos- lo cual es bueno. Si el BCRA hace esto puede lograr normalizar la curva», agrega el economista que en un momento sonó como posible ministro de Economía de Alberto Fernández por su llegada a Cristina Kirchner.

Por lo pronto, Guzmán apuesta a que sea como fuere en el post canje la situación cambiaria se tranquilice. De hecho en la interna dentro del equipo económico, el BCRA se inclinaba (al igual que la mujer fuerte del Gabinete, Cecilia Todesca) a restringir más el cepo. Ganó el ministro de Economía la pulseada ante el Presidente y ahora todo el Gobierno espera que cambie la tendencia luego de concretarse exitosamente el canje.

La bala de plata que tiene el Central en la recámara podría lograr ese objetivo de Guzmán de mostrar una caída de la brecha por una venta masiva de bonos por parte del Central. Claro que tiene sus consecuencias: una abrupta caída de los bonos y la sensación de que se está dañando el patrimonio del Central. Claro, la urgencia marca que bajar la brecha es la preocupación número uno de la Argentina.

Fuente: Leandro Gabín – iProfesional