Confirman que los bancos abren desde el viernes para pagar jubilaciones

Las sucursales sólo se van a abrir para pagar los beneficios de seguridad social. Lo informó el sindicato bancario en un comunicado.

30-03-2020 – Este viernes los bancos que pagan jubilaciones van a abrir las sucursales y centros de pagos para que puedan cobrar por cajero sus beneficios los que no tienen tarjeta de débito o está vencida. Esas entidades seguirán abriendo sus puertas todos los días hasta que se complete el cronograma de pagos a jubilados y pensionados del mes de abril. Es en el marco de las medidas que estudia el Gobierno y se van anunciando dentro de la nueva cuarentena por la llegada del coronavirus a la Argentina.

La noticia fue confirmada en la noche de este lunes a través de un comunicado del sindicato bancario. En el texto se informa que las sucursales sólo se abrirán para pagar los beneficios de la seguridad social. Y agrega que el pago de la AUH se realizará en tres días, viernes, lunes y martes.

La idea es evitar las aglomeraciones frente a los cajeros automáticos como las que se produjeron el viernes pasado, cuando cientos de miles de personas se reunieron en pocas horas frente a los bancos para cobrar un bono extraordinario a jubilados y beneficiarios de AUH.

En principio, la ANSeS había previsto abrir los bancos el miércoles, cuando comienza el pago de 1.500.000 pensiones no contributivas, pero finalmente la apertura de las sucursales se haría el viernes 6, para atender dentro de los bancos a los jubilados.

Por su parte, los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo y de la Asignación por Embarazo que el mismo viernes 3 comenzarán a percibir los 10.000 pesos adicionales del Ingreso Familiar de Emergencia deberán retirarlo por los cajeros automáticos, para evitar que personas jóvenes se aglomeren junto a los jubilados, considerados grupo de riesgo de la pandemia del coronavirus.

Así lo adelantaron a Clarín fuentes oficiales, mientras se hacía una reunión con funcionarios del Banco Central, y de los bancos públicos y privados delineando la medida. También participó la Asociación Bancaria, el sindicato de los bancarios que deberán anotarse de manera voluntaria para trabajar.

El gabinete económico también mantuvo una reunión para resolver cómo implementar la medida, teniendo en cuenta que un gran sector de los que deben ir a las sucursales es gente mayor, considerada en situación de riesgo.

La idea que prevaleció en la reunión es habilitar la concurrencia a las sucursales bancarias por turno, según el número de terminación del DNI de los beneficiarios u otras alternativas para evitar la aglomeración de gente en las sucursales y centros de pagos.

En declaraciones radiales, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, dijo que «si hay abrir las sucursales para pagar a jubilados y demás beneficiarios, esa actividad se va a llevar adelante«. Pidió que «no haya aglomeración de gente» y que los familiares ayuden a la gente mayor a habituarse con el uso del cajero automático para retirar el dinero en cualquier momento y sin aglomerarse.

Por la falta de tarjeta de débito o porque la tienen vencida, más de 2 millones de personas (básicamente jubilados o beneficiarios de AUH) no pueden hacer compras ni extraer dinero de los cajeros automáticos. Incluso los que sí la tienen realizan sus compras en efectivo, tienen la tarjeta de débito vencida y retiran del banco  ( no del cajero automático) el dinero en efectivo. Además, en muchos barrios, los pequeños comercios solo aceptan el pago en efectivo.

En el caso de los 120.000 que cobran la Prestación por Desempleo ni siquiera tienen tarjeta de débito, porque perciben el subsidio por cajero en la sucursal bancaria asignada.

La premura se debe, además, que este miércoles arranca el pago de las pensiones no contributivas contributivas (suman 1,5 millón) y el 8 de abril el pago de las jubilaciones a los que cobran hasta $ 17.589, junto al pago del bono de hasta 3.000 pesos.

Fuente: Ismael Bermúdez – Clarín