¿Cómo se pueden desarmar las LELIQ?

Las reformas estructurales van a cumplir un rol fundamental

Por el Cr. Gustavo Peretti

19-07-2019 – Para encontrarle una solución al problema de las LELIQ y las altas tasas de referencia que el BCRA convalida semana tras semana para sostener la renovación de estas letras a los fines de mantener constante la base monetaria, hay que primero entender cuáles son los motivos que han llevado a la necesidad de su emisión.

En primera instancia el dinero que circula en nuestro país tiene cuatro salidas bien definidas:

  • El Consumo
  • La Inversión
  • Le especulación financiera
  • El dólar

Le emisión monetaria ha sido en el pasado muy alta fundamentalmente para financiar el Gasto del Estado, que era volcado a ciertos sectores de la sociedad con el propósito principal de expandir el consumo, lo cual en una economía cerrada y con escasos competidores, se convirtió en un elemento que alimentó el proceso inflacionario en nuestro país.

La existencia de las LELIQ tiene su explicación en la necesidad de esterilizar (absorber) una parte de la base monetaria a los fines de bajar la cantidad de dinero que circula en la economía y de esa manera evitar el proceso de dolarización de la misma, principalmente porque la moneda nacional carece de confianza en la sociedad en su función de reserva de valor; de allí las altas tasas reales que se pagan en la actualidad, sobre todo en un proceso electoral muy cerrado y con alta incertidumbre sobre sus resultados.

Entendiendo esto, sabemos que en la actualidad las LELIQ alcanzan la suma de $ 1,2 billones (U$S 24.000 millones a un tipo de cambio de $ 50) y que gran parte de su stock le pertenece a argentinos que no pueden canalizar sus ahorros en la economía real y lo hacen constituyendo Plazos Fijos que los bancos terminan colocando en estos títulos del Banco Central, que se capitalizan semanalmente y multiplican su stock a una tasa efectiva anual superior al 75%.

Y cuáles son las causas principales que no permiten canalizar estos ahorros en la economía real?, algunas de ellas:

  • Falta de seguridad jurídica.
  • Altos costos de producción en una economía poco competitiva.
  • Alta presión tributaria para financiar un estado que se ha vuelto inmenso en su tamaño.
  • Engorrosa, burocrática y anticuada legislación laboral que conspira contra la generación de nuevos puestos de trabajo.
  • Escasa apertura de la economía nacional.

Entonces sabiendo las causas, podemos entender que las reformas estructurales que plantea el FMI, esto es superávit fiscal, reforma laboral, previsional y laboral, son las bases para solucionar también el problema de las LELIQ, a lo cual habría que adicionar calidad institucional y jurídica al país en cuanto al respeto de las leyes y su permanencia en el tiempo para garantizar la seguridad jurídica.

La reducción del tamaño del estado trae consigo una mejora de la situación fiscal, lo cual permite reducir el peso del estado en el sector privado a través de la baja de los impuestos; la reforma laboral reduce el costo de producción de manera sustancial y se transforma también en la principal reforma previsional, ya que genera una mayor cantidad de aportantes al sistema, mejorando la relación entre activos y pasivos, dándole mayor competitividad al sector privado, el cual ve positivo invertir en la economía real a partir de la reducción de la tasa de interés.

La inversión financiera a partir de ello, y del aumento de la calidad institucional y de la seguridad jurídica, debería dejar de ser tan rentable y en lugar de demandar dólares para atesorar fuera del sistema, los privados deberían demandar dólares para la importación de bienes de capital o pesos para invertir y generar riqueza produciendo, esto significa la creación de nuevos puestos de trabajo, que a partir de mejores salarios (porque la desocupación disminuye) expanden el consumo y retroalimentan el circulo virtuoso.

De esta manera la expansión de la base monetaria (por el desarme de las leliq) no se transforma en nociva, sino en positiva porque tiene como destino la inversión productiva, que genera riqueza y a la vez genera confianza para que el mundo le vuelva a creer al país y de esta manera se le vuelvan a abrir los mercados para financiar ese crecimiento a partir de la inversión a largo plazo de una manera responsable.

Las soluciones no son mágicas, no se logran con subsidios, mayores impuestos y más planes sociales, sino a través de medidas económicas serias y responsables que propicien la seguridad jurídica, la reducción del tamaño del estado, disminución de la presión tributaria, la inversión del sector privado, el aumento de la competitividad y la expansión de la frontera de producción a través de la apertura de la economía con el resto del mundo.