Cómo funciona la Sociedad Anónima Simplificada (SAS) en Córdoba

El Gobierno provincial ya habilitó el trámite ágil. Particularidades de este nuevo tipo societario. Se analizará en las Jornadas de Contabilidad y Auditoría.

La Sociedad Anónima Simplificada (SAS) es un nuevo tipo societario establecido en el Título III, de la ley 27349, de apoyo al Capital Emprendedor.

Aunque se implementó en el marco del incentivo para la creación de nuevas empresas, en la práctica, nada impide cambiar el tipo societario de una firma actual a la nueva SAS.

Entre otras cuestiones, la ley establece que la SAS debe tener un capital mínimo de sólo dos sueldos mínimos vitales y móviles, y permite tener un directorio de un solo miembro. No prevé tener un síndico ni está bajo la fiscalización estatal permanente. También habilita la posibilidad de inscribir la sociedad por medios públicos o privados, requiere menos documentación, establece un trámite ágil y por medios digitales.

Este será uno de los temas que se tratarán en las 14° Jornadas de Contabilidad y Auditoría, que se realizarán el jueves 31 de agosto y el viernes 1 de septiembre próximo, en la sede del CPCE Córdoba (ver programa completo aquí). La charla estará a cargo del Dr. Jorge Fushimi y el Cr. Daniel Pons.

En Córdoba

Como la facultad de inscripción de empresas la tienen las provincias, los registros de cada jurisdicción deben adecuar sus trámites para esta nueva sociedad.

En Córdoba, la Inspección de Personas Jurídicas (IPJ) estableció a fines de junio un mecanismo simplificado para agilizar el trámite de constitución de una SAS, lo cual puede realizarse en unos pocos días.

El trámite se realiza a través de Internet, con usuario de Ciudadano Digital.

Hay que ingresar al sitio de la IPJ, en la opción Servicios en Línea (instructivo: https://ipj.cba.gov.ar/servicios-en-linea/ayuda/), en el trámite «Constitución on line de SAS”.

Un avance, que prevé la ley y que permite la constitución ágil, es elegir un modelo de estatuto aprobado por la IPJ. Si se utiliza esta modalidad (en lugar de un instrumento redactado por los interesados), el trámite demora pocos días pues la fiscalización del organismo se limita al objeto social.

Una vez completado todo el trámite, se debe pedir un turno on line para presentar la documentación en mesa de entradas del organismo (http://turnero.cba.gov.ar/turnos).

Si bien la norma prevé la firma digital, como esta herramienta todavía no está normada para el registro societario, hay que imprimir toda la documentación y llevarla a la IPJ.

A nivel nacional, la AFIP ya adaptó sus sistemas para una autorización automática del nuevo CUIT, en caso de utilizar el modelo de estatuto aprobado, siempre y cuando se validen los datos del contribuyente. Por ahora, solo rige para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se está trabajando con Córdoba para ponerlo en marcha en la provincia, que tiene un sistema informático propio.