Comisión de Valores lanzará ON simplificadas para pymes

El Gobierno pretende “destrabar” la inversión en desarrollo productivo. Tendrán un piso de $500 mil y los plazos podrán extenderse hasta 60 meses. Prometen menos requisitos y bajo costos de estructuración

COMISIÓN NACIONAL DE VALORES. Sus técnicos están terminando de armar el nuevo instrumento

Con el objeto de acercar a las pequeñas y medianas empresas al mercado de capitales, la Comisión Nacional de Valores (CNV) lanzará un nuevo instrumento: Obligaciones Negociables (ON) Simplificadas.

Las ON son un instrumento de emisión de deuda por empresas que necesitan financiarse en el mercado, que permiten a su vez que el ahorrista invierta directamente en las firmas emisoras de esos títulos.

Los técnicos están trabajando en la puesta en marcha del nuevo instrumento y en el desarrollo dentro del propio organismo de un área que estará directamente enfocada a atender a este grupo de empresas que hoy no llegan al mercado de capitales.

La ON estará avalada por una sociedad de garantía recíproca (SGR), tal como se hace en el caso de los cheques de pago diferido, el instrumento de financiamiento más usado hoy por las pymes.
La ON simplificada tendrá un mínimo de $500.000 para salir a la plaza y bajo costo en su estructuración, ya que los requisitos de emisión se reducirán y simplificarán.

“Esta ON hoy no existe. La idea es que cubra necesidades de financiamiento mayores de 18 meses. Para plazos más cortos queremos que se siga usando el cheque de pago diferido. Quizás limitemos los plazos de 18/24 a 60 meses, que es donde vemos la mayor demanda de estos productos”, indicó Martín Gavito, director de la CNV y responsable del desarrollo del producto y del área que se ocupará de guiar a este sector empresarial.
“Con esto buscamos destrabar la inversión en desarrollo productivo que hoy está ‘atada’ porque no encuentra financiamiento”, agregó.

Para simplificar el trámite, que hoy requiere de asesores y abogados para la estructuración y que genera gastos a las empresas, en la CNV se están diseñando actas de asamblea tipo para que la pyme tenga sólo que completar espacios en blanco.

Gavito explicó que en 2016 el financiamiento total de las pymes en el mercado en general, incluyendo bancos y mercado de capitales, “fue de poco más de $400.000 millones. Unos $385.000 fue a través de bancos, 96%; y en el mercado de capitales fue de menos de $18.000 millones, sólo 4%”, precisó, y agregó que de este último grupo $16.000 millones fueron mediante cheques de pago diferido.

“Es minúsculo el aporte que hace el mercado de capitales a las pymes, por falencias del mercado y no de las empresas. Los productos que tenemos hoy para las pymes tienen un nivel de requisitos, complejidad y costos que no pueden abordar”, agregó Gavito, quien destacó el alto potencial que puede significar para las pymes este sistema comparando datos de los países vecinos. “En Chile el crédito interno al sector privado en relación al PBI es de 111%, en Brasil es de 68% y en Argentina es menos de 15%”, dijo.

Según las estadísticas que maneja la CNV, “55% del financiamiento de las pymes industriales que invierte, lo hace con capital propio. Cierran el año y con lo que queda invierten. Eso queremos que cambie”, indicó.

El funcionario explicó además que una pyme que hoy se financia en el mercado con cheques de pago diferido lo hace a tasas de 21% y plazos de entre 90 y 120 días; y a 19% si lo hace al año, su plazo máximo. En ese sentido, estimó que el costo puede ser similar para las ON pero eliminará el riesgo de renegociación que hoy pagan las empresas cuando vuelven a financiar un cheque en la plaza.

Para el interior

Otra solución que diseñan para las pymes del interior es facilitar la negociación de los cheques diferidos con un sistema virtual de validación.

“En el interior tienen muchos problemas para negociar cheques en el mercado porque cuando lo avalan por la SGR, el cheque tiene que viajar a Buenos Aires donde esta la Caja de Valores que lo recibe, lo conforma y lo negocia, y esa logística puede llevar entre 10 y 12 días. Y el empresario del interior que necesita la plata mañana no se puede dar el lujo de esperar”, explicó Gavito.

Fuente: Comercio y Justicia