Cavallo alertó sobre el futuro precio del dólar: esto pasaría si el Gobierno pone más restricciones

"Creo que la brecha cambiaria tiene más que ver con otros desequilibrios que con el restraso del tipo de cambio", indicó el exministro de Economía

22-10-2020 – «Lo que ocurre actualmente no tiene nada que ver con lo que ocurrió en el 2001». Así arrancó el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, su diálogo con el periodista especializado Guillemo Willy Kohan al ser consultado sobre la escalada del dólar blue, y sobre la reacción del Gobierno frente a esto.

«Si hacen lo que dicen, esto de tratar de obligar a todos los que tienen dólares declarados en la Argentina o en el exterior, creo que no es realizable y sería comparable a la locura que hizo Duhalde», dijo el economista. Y agregó: «Si obligan a vender dólares, la devaluación será muchísimo mayor«.

Cavallo evaluó que ese movimiento sería «un tiro por la culata», y traería un efecto no deseado: «un descontrol inflacionario».

«Creo que la brecha cambiaria tiene más que ver con otros desequilibrios que con el restraso del tipo de cambio», aclaró.

«Hay una gran cantidad de precios atrasados o de distorsion en los precios relativos que yo diria que son mas imporantes que el supuesto atraso que puede tener el tipo de cambio comercial», aseguró. Y agregó: «Es más, diría que la brecha cambiar tiene más que ver con esto, que con el atraso cambiario».

¿Qué debería hacer el Gobierno?

Ante la consulta concreta de qué tendría que hacer el Gobierno para no llegar tan al límite, Cavallo indicó: «Creo que lo único que el Gobierno tiene que controlar, por un tiempo hasta que se unifiquen todos los mercados, es el mercado comercial, el de las exportaciones importaciones, y la venta de dólares para que las empresas que se endeudaron antes del cepo y tienen que pagar intereses puedan comprar esos dólares».

Por último, el economista comentó: «Si se limita el manejo del mercado comercial a este tipo de transacciones no se va a quedar sin reservas el Banco Central porque en realidad hay superavit comercial, puede haber solo una demora en el ingreso de divisas de exportación pero finalmente esas divisas van a ingresar».

«Más importante que el atraso cambiario está el atraso tarifario y el atraso en los precios», concluyó.

«El Gobierno no tiene que intervenir para nada»

En este marco, hasta unos días, el ex ministro se mostró a favor de oficializar el «bimonetarismo» en la Argentina y dio como ejemplo lo sucedido en Uruguay, Paraguay o Perú.»Funciona muy bien en muchos países, como en Perú, donde estabilizaron el precio del sol en términos del dólar y la gente se fue acostumbrando a utilizar el sol y fue disminuyendo la utilización del dólar», afirmó, y aseguró que en esos países la sociedad comenzó a confiar en esa moneda.

El economista alertó en este marco por el impacto negativo que tienen los controles de precios y tarifas. «Se debe dejar que los precios reflejen la realidad de los costos y de las demandas», dijo. «Si pretende controlar los precios de los bienes y servicios va a provocar desabastecimiento», añadió.

En el inicio de la entrevista, desde Estados Unidos, donde vive, Cavallo había advertido: «El Gobierno está desenfocado, no tienen un diagnóstico adecuado. Están perdidos, desorientados de la realidad».

En ese sentido, afirmó que el equipo económico nacional «no explica qué quiere conseguir con las políticas que implementa» y agregó que el control que se hace sobre el dólar, no sirve.

«Tienen un apego a los controles, tal vez ideológico, que no es bueno. Para que la economía funcione bien, sobre todo en el sector privado, se necesita que haya libertad para que se puedan tomar decisiones e implementarlas», afirmó.

Proyecciones previas de Cavallo

A principios de octubre, el ex funcionario presentó un informe en el cual hizo proyecciones apocalípticas sobre el futuro del país.

«Si no se producen cambios importantes en la conformación y funcionamiento del gobierno, la crisis se agravará y la tensión social adquirirá una dimensión incluso mayor que la que se vivió en las épocas del Rodrigazo de 1975, la hiperinflación del 89 y 90 y la crisis del abandono de la convertibilidad en 2001-2002″, advirtió entonces.

El economista alertó además en ese informe que hay posibilidades de que ocurra «una aceleración inflacionaria mucho más fuerte y peligrosa. Este riesgo aumenta si el gobierno, alienado por los malos resultados económicos y por las reacciones sociales, aumenta su tendencia autoritaria, conculca cada vez más el derecho de propiedad y restringe las libertades individuales».

«La última y hasta aquí, más grave torpeza, fueron los cambios producidos en el manejo cambiario luego de que se logró cerrar exitosamente la reestructuración ordenada de la deuda», afirmó oportunamente el economista.

Y agregó: «Haber dispuesto que el Banco Central no venderá divisas a las empresas privadas que tienen vencimientos de obligaciones en dólares antes del 31 de marzo del año próximo y la exclusión de las grandes empresas exportadoras al acceso de pre financiamiento de sus exportaciones por parte del sistema bancario local, echó por la borda todo lo que la reestructuración de la deuda pública había significado como mejoramiento del acceso al crédito externo para el sector privado».

Cavallo también fue crítico con respecto al cepo para particulares: «El mantenimiento del acceso muy limitado y selectivo del público a la compra de dólares para atesoramiento turismo, sólo consiguió aumentar el malhumor de la clase media sin que consiga detener significativamente la salida de reservas».

Fuente: iProfesional