Cancelan US$396 millones y Córdoba se retira del mercado

Se trata del Boncor 2017 Serie II y III. Ambos se habían emitido después del Boncor Serie I por US$150 millones aunque bajo la modalidad dollar linked. Tras la colocación de un bono por 450 millones el 29 de junio pasado y pagar vencimientos clave, Córdoba no volverá a colocar títulos hasta el año próximo

El Gobierno provincial canceló en los últimos días la totalidad de los títulos Boncor 2017 Serie II y III por 396 millones de dólares y de esta forma redujo sensiblemente el endeudamiento externo que, tras la última colocación de deuda a fines de junio pasado, rozó los 50 mil millones de pesos.

En tanto, tras esa operación, la Provincia se retira del mercado de capitales, al menos hasta el año próximo, según confió a Comercio y Justicia el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa.

En rigor, ya el gobernador Juan Schiaretti, en julio pasado y tras emitir un bono por 450 millones de dólares en el mercado externo, había señalado que estaba plenamente asegurado el fondeo para los gasoductos troncales, obra emblemática de su gestión.

Y si bien hay un plan de proyectos de trabajos públicos que requiere de recursos de diferentes fuentes, parte de esas obras se concretarán con financiamiento a cargo de las empresas, por caso aquellas que llegan a atadas a créditos de bancos españoles y otras fuentes, entre ellas el BBVA, Deutsche Bank, Santander o los fondos kuwaities y emiraties a los que también se suman los recursos que proveerá el Banco Mundial y cuyo primer tramo de 150 millones de dólares ya fue aprobado la semana pasada, según anticipó este medio.

En ese marco, la idea es sostener el plan de obras con los recursos ya acordados o por llegar pero sin volver al mercado de capitales, al menos por este año.

En el primer semestre, la administración de Schiaretti emitió por un total de 1.110 millones de dólares y si se computa el último año, la cifra asciende a 1.985 millones de dólares, situación que llevó a más que duplicar la deuda pública desde que el mandatario asumió su segundo mandato.

Es que a poco de abrirse el mercado de capitales tras la salida de Argentina del default, Schiaretti hizo punta y colocó un bono de 725 millones de dólares. Ese título fue a cinco años de plazo con un interés del 7,125 por ciento anual. Más tarde, en octubre, emitió otro título, esta vez por 150 millones de dólares pero en el mercado doméstico. Por esa colocación a 10 años, pagó una tasa similar a la anterior.

En tanto, ya en 2017, colocó un bono por 510 millones de dólares en el mercado externo por el que convalidó una tasa del 7,45 por ciento a siete años de plazo.
En abril, volvió al mercado doméstico para ubicar otro título, por 150 millones de dólares, también a 10 años como el colocado en octubre, pero ahora con una tasa algo menor, del 6,8 por ciento.

Finalmente, a fines de junio pasado emitió el último bono, por 450 millones de dólares a 10 años y al 7,125 por ciento de interés anual. Si bien la tasa era similar al bono colocado un año atrás, por ser a más largo plazo, se mejoró el perfil de los pagos.

Aunque la mayoría de los fondos fue a financiar el plan de obras, principalmente el programa de gasoductos troncales, otra parte fue a cancelar los Boncor 2017 que se habían emitido durante la primera gestión de Juan Schiaretti y a una tasa promedio del 12 por ciento en dólares.

Con el pago de los 396 millones de dólares de vencimientos de los Boncor, la deuda pública volverá a ubicarse en torno a los 40 mil millones de pesos.

De hecho, al 30 de junio pasado, último dato oficial disponible, el pasivo provincial alcanzaba a 40.451,03 millones de pesos, más del 95% nominado en dólares aunque convertido a pesos al tipo de cambio oficial del momento. En esa fecha, el tipo de cambio era de 16,88 pesos por dólar. El viernes, el valor de la divisa estadounidense se sitió en 17,59 pesos por dólar.

Si bien el título por 450 millones de dólares se emitió el 29 de junio, no impactó en el dato de la deuda pública informada por la Provincia para ese mes.

Así, de los cerca de 50 mil millones de pesos que trepó el pasivo con el impacto del último bono emitido, ahora, incluso con la suba del tipo de cambio,  el pasivo se situaría apenas por encima de los 40 mil millones de pesos.

Fuente: Comercio y Justicia