Preocupa a Córdoba demora de Nación en acordar el déficit 2018 de la Caja

La idea de la Provincia, preacordada con Anses, era cerrar la metodología de cálculo y fijar giros trimestrales conforme las cifras convenidas. Pero transcurridos cinco meses del año, la firma se retrasa. “Hay un impacto financiero evidente”, dijo el ministro Giordano

22-05-2018 – La demora de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) en determinar una metodología definitiva de cálculo del déficit de la Caja de Jubilaciones de Córdoba para avanzar en la cobertura de parte del rojo previsional, ya genera preocupación en el Gobierno provincial a raíz del descalce financiero que ese retraso genera en las cuentas públicas locales.

La inquietud fue admitida a Comercio y Justicia por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, quien confirmó que la falta de definición “preocupa” por el impacto que tiene en las finanzas provinciales.

Es que si bien Anses gira $171 millones mensuales a cuenta del rojo previsional a cubrir, esa cifra es apenas un tercio del déficit de la Caja, que se estima cerrará el año en $6 mil millones.

La diferencia debe ser cubierta por el Tesoro provincial para atender al pago de las prestaciones previsionales.
En rigor, se descuenta que los fondos de la Nación terminarán llegando, al igual que lo ocurrido el año pasado.

Sin embargo, en un contexto inflacionario y en el que la desaceleración de la economía y la caída del consumo comienzan a influir en la recaudación provincial, la demora en los envíos a la Caja quedan más expuestos aún.

Giordano admitió que hay contactos entre las partes pero que aún no terminan de concluir un acuerdo. Por lo pronto, lo que se discute por estas horas es la metodología final de cálculo del déficit 2017. Si bien la Provincia y la Anses convinieron en acordar una cifra final para el año pasado de $5.100 millones, ese monto siempre fue provisorio, sujeto a un cierre definitivo que por estas horas se intenta convenir.

En principio, subsisten diferencias entre las partes, que Giordano consideró “menores” y que no deberían hacer variar demasiado aquella cifra, tanto para arriba como para abajo, en función de las pretensiones de las partes.

Sin embargo, esa falta de definición complica el cálculo de los números de 2018. De hecho, la Anses debe avanzar luego con una auditoría de los números de la Caja.

Recién entonces y con el marco metodológico ya acordado, se resolverán las cifras de 2018.

La intención de la Provincia y, en rigor, de todos los distritos con cajas previsionales no transferidas, preacordada con la Anses, era que este año se avanzara en cálculos trimestrales de los déficits, de manera de no dilatar el monto final hasta fin de año, con el perjuicio financiero que eso genera en las provincias.

En un contexto de crisis, esa mecánica surge más importante que nunca.

Pero por ahora no hay avances concretos que permitan vislumbrar un inminente acuerdo. En ese marco, Giordano evitó cualquier lectura de otro tipo que no tenga relación con el cruce de datos entre las partes.

Con todo y aunque nadie lo haga explícito, no serían ajenas a la demora las dificultades que tiene la Nación para cubrir los compromisos de erogaciones en los distintos frentes, entre ellos con las provincias y sus cajas.

Por lo demás, Giordano descartó en principio que el ajuste por inflación de las jubilaciones de Córdoba -a diferencia de Anses, que incluye un mix con salarios- vaya a generar un desfase que la Nación no cubra a futuro. “En realidad, si eso se produjere, la diferencia tendremos que cubrirla nosotros”, admitió.

Fuente: Comercio y Justicia