Atención empresas, autónomos y monotributistas (y sus contadores): Indec lanza el Censo Nacional Económico

19-11-2020 – El último Censo Nacional Económico de 2005 demandó 15.000 censistas “peinando” la Argentina de punta a punta. Con la pandemia aún dando batalla, la versión 2020/2021 será un eCNE: la primera etapa (la propiamente censal) será 100% electrónica y servirá de base para construir las muestras sobre las que se profundizará el trabajo el año próximo.

“Estimamos que unas 5,5 millones de personas humanas y jurídicas deberán completar el censo a través de una página específica, dejando atrás los clásicos cuestionarios en papel y mejorando la calidad y la rapidez en el procesamiento de los datos”, explica en diálogo con InfoNegocios Marco Lavagna, titular del Indec.

Concretamente, las empresas (personas jurídicas, incluyendo instituciones sin fines de lucro como fundaciones y asociaciones) deberán completar el e-CNE entre el 30 de noviembre y el 31 de enero, de acuerdo a un cronograma que contemplará el último número de su CUIT.

Para garantizar la fidelidad de los datos, esta herramienta digital del Indec validará el CUIT con la clave fiscal del Afip, siempre respetando la Ley de Secreto Estadístico que garantiza que los datos son anónimos, que no pueden relacionarse con una empresa o persona y son solamente utilizados a fines estadísticos.

En tanto, las personas humanas (autónomos y monotributistas) deberán completar el e-CNE entre febrero y junio de 2021.

Ambos, empresas y personas recibirán el correspondiente llamado a su domicilio fiscal electrónico. Una vez completado el formulario censal, todos los CUIT recibirán una “estampilla electrónica” que será exigible en bancos y otras delegaciones públicas para poder completar determinados trámites.

Qué se pregunta

Dependiendo el tipo de persona, el cuestionario puede tener 14, 15 o 17 preguntas que giran en torno a los siguientes aspectos:

  • Identificación del CUIT de acuerdo con la conformación de la unidad económica.
  • Ubicación de la administración central.
  • Localización geográfica en otras provincias.
  • Descripción de la actividad principal.
  • Descripción de bienes y servicios resultantes de la actividad principal.
  • Descripción de materias primas y gastos directos.
  • Facturación anual sin impuesto al valor agregado (IVA).
  • Cantidad de personal ocupado.
  • Realización de actividades de investigación y desarrollo.

Para Lavagna, el e-CNE y las posteriores muestras que se harán sobre el padrón total para profundizar datos permitirá mejorar mucho los diagnósticos tanto de los distintos sectores económicos como en la construcción de mejores cuentas nacionales, desde el PIB total a los Productos Brutos Geográficos de cada provincia.

Fuente: Infonegocios