Así no se puede seguir: las variables que muestran por qué hay que cerrar cuanto antes la renegociación de la deuda.

Por Maximiliano Montenegro - Economista - Periodista
1) LA NECESIDAD DE CERRAR URGENTE LA RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA: UNA «LUZ DE ESPERANZA» EN LA OSCURIDAD DE LA ECONOMÍA REAL.

Los datos del mes de abril empezaron a llegar y marcan un derrumbe sin precedentes  de la actividad económica. Para la consultora Orlando Ferreres y Asociados el índice de actividad industrial cayó 27% en abril, respecto a mismo mes de 2019. Según el Estimador mensual de actividad (EMAE-INDEC), la actividad venía en caída libre en marzo cayó 9,8% en la serie desestacionalizada, respecto a marzo de 2019 (esto se agravará cuando se publiquen los datos de abril) .

La economía real seguirá reflejando récords negativos. Las proyecciones para el PBI de 2020 se recalibran apuntando a escenarios más duros. Las estimaciones para 2020 se van aproximando a la caída que tuvo el PBI en la crisis del 2002 (-10,9%).

Por el lado financiero, el Gobierno no cumplió con el pago de 503 millones de dólares de los bonos globales el 22 de  mayo pasado (que habían vencido el 22/04 con 30 días de gracia). El ministro Guzmán  estiró los plazos de la negociación de la deuda  hasta el 8 de junio próximo .Y se espera una nueva propuesta que se aproximará a lo pretendido por los acreedores privados

Pese al default en los papeles, el  mercado tomó positivamente la prórroga en la negociación. Ya que en la última semana se descomprimió la brecha cambiaria . Los ‘dólares alternativos” cayeron poco más de 6% y el riesgo país , se mantuvo estable (aún en default)  y cerró en 2765 puntos básicos.

Es clave que el Gobierno tenga un nivel de aceptación alto con la nueva propuesta para dejar atrás el default, lograr estabilizar el mercado cambiario (de los dólares alternativos) y recuperar la demanda de pesos.

Esta es la condición necesaria  para poder armar un programa económico ( fiscal, monetario y cambiario) de mediano plazo. Y amortiguar el impacto de la pandemia.

2)  SE MULTIPLICÓ X 5 EL VOLÚMEN DE COMPRAS DE «DÓLAR SOLIDARIO» PARA ATESORAR DENTRO DEL CEPO.

Según el último informe de la “Evolución del Mercado cambiario” del BCRA, correspondiente a abril, se registró un aumento de 424% en el monto de compras netas de dólares billete (U$S 200 mensuales autorizados dentro del cepo al tipo de cambio oficial más el impuesto PAÍS del 30%) por parte de las personas físicas, en comparación con marzo. Pasó de u$s 37 millones  en marzo/20 a 194 millones en abril/20 (Ver los gráficos acá).

El salto en la brecha cambiaria (la diferencia entre el dólar oficial y los dólares alternativos) explica este salto en la demanda para atesoramiento de dólares dentro del cepo. En la segunda quincena de abril, el “dólar bolsa “, “blue” y “contado con liquidación” cotizaron entre 110 y 120 pesos. Mientras que el «dólar solidario» o turista autorizado a comprar dentro del cepo (con el recargo del 30%) no superó los 90 pesos.

Así, volvió el llamado «PURE»: gente que compra los 200 dólares mensuales dentro del cepo (unos $ 18.000 pesos) para revenderlos en el blue, con una ganancia de de entre 4.000 y 6.000 pesos por operación.

Otros factores que influyeron fueron la incertidumbre por la pandemia y la negociación de la deuda que llevó a los ahorristas a “refugiarse ” en el dólar. Todo esto combinado con la baja en las tasas de interés para depósitos a plazo fijo disparó la demanda de dólares para atesoramiento.

En abril, el número de compradores de dólares se multiplicó por 2,75 veces. Pasó de 435.000 en marzo a 1.200.000 individuos en abril. El monto promedio de las compras netas del mes fue de 164 dólares per cápita.

Además, la conjunción del “cepo cambiario” y la cotización de los “otros dólares” (“blue”, contado con liquidación y dólar bolsa) con un brecha promedio de superior 70%, eliminan todo incentivo a vender las divisas en el mercado oficial.

Así, las ventas (brutas ) de dólares billete de individuos también cayeron un 30,5% respecto a diciembre. Pasaron de u$s 36 millones a solo u$s 25 millones.

Para tener una referencia, en noviembre de 2019 (primer mes del cepo de u$s 200 mensuales ) los individuos vendieron u$s 200 millones.  En abril, la cantidad de oferentes bajó en 51.000 personas respecto de marzo  (de 146.000 a 25.000 individuos). Prácticamente, es casi nula la oferta de dólares de las personas físicas dentro de los bancos.

El déficit por compras en el exterior (los dólares que gastan los argentinos en el exterior menos los dólares que los extranjeros traen al país, incluido turismo y compras por internet) se derrumbó  por el cierre de fronteras y suspensión de vuelos al exterior . El rojo cayó de U$S 106 millones en marzo a U$S 76  millones en abril, una baja del 28,3%. Mientras que comparado con enero de 2020, la reducción fue de 65%.

3) ATRASO CAMBIARIO Y EXPECTATIVAS DE DEVALUACIÓN: MENOS LIQUIDACIÓN DE EXPORTACIONES Y ADELANTO DE PAGOS DE IMPORTACIONES.

El informe de abril de la “Evolución del Mercado cambiario” del BCRA mostró también que el sector de exportadores de “Oleaginosas y cereales” registró ventas de dolares por usd 1.221 millones .Un 42% menos que mismo mes de 2019 (Ver gráfico acá).

Sin embargo, el resto de los sectores ( excluyendo oleaginosas y cereales) fueron compradores netos de divisas por u$s 1.316 millones .

Un factor clave que explica esa demanda de divisas es el volumen de pago de importaciones .Pese a la recesión y la caída en actividad económica, fue mayor en abril de 2020 que en mismo mes de 2019.

El pago de importaciones de todos los sectores  fue de u$s 3.646 millones en abril. De los cuales, el 45% se concentran en “Industria Química”, “Industria Automotriz” y “ Comercio». Mientras que en abril de 2019 fue de 2.500 millones de dólares .

Debido a la ampliación de la brecha cambiaria, arriba del del 70%, y las expectativas de una mayor devaluación, los exportadores tienden a retener la liquidación de divisas, reduciendo la oferta de dólares. Mientras que los importadores hacen fila para pedirle al Central dólares “baratos” y adelantan pagos de importaciones.

4) SE DESACELERA PERO NO CESA LA SALIDA DE DEPÓSITOS EN DÓLARES: SUPERA LOS u$s 1.200 MILLONES EN EL ÚLTIMO MES, DESDE QUE REABRIERON LOS BANCOS. 

Según los últimos números del BCRA, entre el 17 de abril y el 20 de mayo salieron de los bancos U$S 1.251 millones. Los depósitos en dólares ( privados) pasaron de u$s 18.288 millones a u$s 17.037 millones (- 7,3%). La caída promedio diaria, durante ese periodo, fue de 57 millones de dólares. Sin embargo, entre el 14 y 20 de mayo, el promedio de caída bajó a 36 millones de dólares diarios.

Pese a que el ritmo de retiro se disparó desde la apertura de los bancos, este nivel de retiro es sostenible por las entidades financieras, ya que cuentan con un amplio colchón de dólares para responder a quien quiera llevarse los dólares a una caja de seguridad o a sus casas.

Entre encajes en el Banco Central (los dólares de los depositantes “guardados” para responder a corridas), que totalizan u$s 11.028 millones, y los “dólares disponibles” en las entidades financieras, unos u$s 2.333 millones (último dato disponible 19/05), hay en total U$S 13.361 millones de respaldo en el sistema financiero. Dicho de otra manera, los bancos podrían cubrir todavía el 78,4% de los depósitos privados en el sistema.

Esto es así porque ya desde septiembre del año pasado, los bancos vienen apurando la cancelación de líneas de crédito a los exportadores para hacerse de los dólares necesarios para responder a los eventuales retiros de los clientes.

En teoría, los bancos podrían tener una corrida de casi 80% adicional de los depósitos que quedan (U$S 17.037 millones) y aún así habría dólares suficientes para devolverlos a los ahorristas.

La liquidez de dólares en los bancos es record. En agosto de 2019, cuando comenzó el retiro fuerte de depósito en dólares era 57%. En la actualidad, como se dijo, es de 78,4%.

5) ALERTA: EL BCRA ACELERÓ LA VENTA DE DOLARES (PARA EVITAR UNA SUBA DEL TIPO DE CAMBIO OFICIAL) A UN RITMO INSOSTENIBLE. 

Desde el 15 de abril pasado, pese al ‘ súper cepo”, el superávit comercial en la balanza comercial y el período de liquidación de agro-dólares, el BCRA tiene una posición vendedora en el mercado oficial de cambios.

Entre el 15/4 y 19/05, el Central acumuló ventas de dólares por 1.222 millones de dólares. Básicamente, en ese periodo el BCRA no solo “desacumuló» el 100% de las reservas compradas entre el 01/01 y el 14/04 ( u$s913 millones ) sino que ya acumula un saldo negativo (ventas netas ) de 309 millones de dólares.

Aun con fuertes restricciones cambiarias y superávit comercial,  el BCRA no logró robustecer las reservas. De hecho, las reservas netas, esto es sin incluir swap de monedas con China, encajes bancarios, depósitos del Gobierno y préstamos con organismo internacionales, cayeron a sólo 8.133 millones de dólares, U$S 3.400 millones menos que cuando asumió Fernández (u$s 11.538 millones).

Fuente: Plan M