Arenas movedizas: el valor del dólar está más en manos de los exportadores que del Banco Central

En un mercado en el que abundaron los cazadores de oportunidades, la gran pregunta sigue siendo si la cotización mayorista de la moneda de EEUU perforará el piso de 43 pesos o si rebotará. Ahí tienen el ojo puesto los liquidadores de divisas

11-04-2019 – El dólar sigue en baja en el mundo y los economistas aseguran que esa tendencia se mantendrá por un tiempo. El pronóstico del exterior, debe ser la mejor noticia para el Gobierno que tiene como principal estandarte de la economía mostrar un dólar equilibrado.

Pero los problemas internos y en particular la proximidad de las elecciones, puede hacer que ese pronóstico no sea del todo válido para la Argentina. Lo es para el peso mejicano que consiguió su sexta alza consecutiva frente al dólar y se revalorizó casi 5% en lo que va del año.

El dólar sucumbió frente a las seis monedas más importantes del mundo. El promedio de la caída fue de 0,11% pero desde el 7 de marzo el dólar cedió 0,84% frente a estas divisas. El dólar cayó hasta en Turquía donde retrocedió 0,13% frente a la lira. En la región perdió ante el real brasileño y el peso chileno. En la Argentina la tendencia ayudó a animar a los exportadores a que sigan liquidando divisas.

Esta motivación, unida a la mayor oferta de dólares que se espera desde el lunes por las ventas diarias del Tesoro de USD 60 millones para cubrir sus gastos y pagar deudas en moneda local, apresuró la decisión.

El movimiento cubrió el agujero negro que hacía subir al dólar: la falta de vendedores. Ahora se incorporan algo más de USD 100 millones diarios.
Por eso, la cotización abrió en el mercado mayorista en los mínimos del día y jamás llegó a pasar el valor de 43,15 pesos. Al cierre volvió a los mínimos de $43,03 que significan una caída de 38 centavos (-0,87%).

El monto de negocios en la plaza mayorista creció a USD 775 millones, un volumen importante comparado con los 568 millones del lunes. Esa diferencia la marcaron los exportadores liquidando un promedio de casi USD 100 millones diarios. En bancos y casas de cambio, el dólar perdió 43 centavos y cerró a 44,07 pesos. El «blue» cayó 40 centavos a 43,10 pesos.

El Banco Central –cuyo presidente está en EEUU, en la asamblea del FMI– vio el viento a favor y aprovechó para bajar levemente las tasas en las dos licitaciones de Letras de Liquidez del día. Colocó $199.637 millones a 66,76% (-0,18 puntos) una cifra que no le permitió cubrir todos los vencimientos y motivo una expansión de tan solo 5.000 millones de pesos.

«Una cosa aprendí en la Argentina. Cuando llegan los días de euforia parece que van a ser eternos. Todas las veces que sucedió eso, duró poco. Hoy el viento está a favor, pero las elecciones presidenciales siguen siendo una amenaza». «La verdad está en el riesgo país. Esa es la opinión que vale y que orienta», agregó.

A Adrián Mercado, referente del sector inmobiliario, también se lo vio preocupado. «Para mí es más importante la estabilidad del dólar que esta montaña rusa. En la Argentina de la crisis todos tuvimos que reinventarnos para soportar hasta que lleguen los días de crecimiento. Por caso, nosotros ahora además de alquilar, comprar o vender propiedades, hicimos un convenio para limpiar edificios, hacerles mantenimiento, transportes y otros servicios. La crisis es muy grande en nuestro sector», dijo.

En ese sentido, el riesgo siguió subiendo dándole la razón a los que padecen las elevadas tasas de interés y la recesión. El aumento de los precios de los bonos del Tesoro norteamericano, que hizo que el rendimiento que hasta hace pocos días era de 2,53% bajara 2,47% fue la principal razón. Por eso, aunque los bonos mantuvieron la paridad porque bajaron 0,34% contra 0,87% del billete, el riesgo país creció 0,12% a 817 puntos y sigue en la cima del año.

Los bonos de Estados Unidos fueron refugio de los inversores, a pesar de la suba de Wall Street. El conflicto con China sigue sin resolverse y se agravó el enfrentamiento de Estados Unidos con Europa. Una minuta de la Reserva Federal hizo que mejoraran las bolsas de Estados Unidos, porque sugiere que no habrá subas de tasas.

Las reservas, a todo esto, perdieron USD 147 millones a 77.331 millones. En el exterior la caída del dólar hizo ganar 8 millones. La renta pudo haber sido mayor de no haber sido por el retroceso del oro. El único pago que se hizo fue de 3 millones a Brasil.

Fuente: Rava

Fuente: Rava

La Bolsa, vivió el «rebote del gato muerto», después de la fuerte caída del martes. El S&P Merval avanzó 1,30 por ciento. El mejor momento lo vivió poco después del mediodía cuando estuvo 2,24% arriba. El monto de negocios fue de $585 millones, lo que es una señal porque el día anterior, el del derrumbe, negoció 200 millones más. Esto significa que en el mercado abundaron los cazadores de oportunidades. Los grandes beneficiados fueron Ternium (+4,6%) y los bancos donde Galicia aumentó 3,5% y Macro 3,3%.

En Wall Street, los ADR’s argentinos tuvieron más subas que bajas. Los certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares tuvieron una buena rueda donde se destacó Banco Macro (+3,68%) y Galicia (+3,49%).

El débil cierre del mercado dejo dudas. ¿Perforará el dólar mayorista el piso de $43 o rebotará? La diferencia entre una y otra respuesta la harán los exportadores porque ellos deciden a qué precio les conviene seguir liquidando divisas.

Fuente: Luis Beldi – Infobae