Antonio Picca: La fortaleza más grande del sistema de consorcios camineros es la unión de la sociedad y el estado para prestar un servicio

08/06/2018 – En la noche de este jueves, se reunieron los Consorcios Camineros de la Regional 14 con el Presidente de la Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia de Córdoba, Sr. Antonio Picca, con el objetivo de tomar contacto entre la entidad y los consorcios de las distintas regionales para intercambiar ideas sobre inquietudes y beneficios del sistema, que conserva 57.800 km de caminos rurales en toda la Provincia de Córdoba, además de que funcionan desde hace más de 60 años, después de la sanción de la Ley de Fomento Agrario de 1956.

Consultado sobre cuáles son las inquietudes que generalmente la hacen llegar las distintas regionales, respondió que una de la que más plantean es que el precio km/mes que se paga para la conservación ha quedado desfasado, que es poco y que el sistema de certificación que se ha implementado no permite conocer con exactitud que camino está certificado más alto o más bajo en cuanto a precios, a lo cual dijo que están trabajando para tratar de modificar esta situación a partir del próximo año, manifestando que los problemas más graves se ven en los consorcios más chicos por la absorción de los costos fijos.

En cuanto al plan del gobierno para la pavimentación de los caminos rurales, manifestó como muy buena toda iniciativa para mejorar los caminos, pero consideró que teniendo en cuenta la cantidad de kilómetros de caminos rurales que hay en la provincia va a llevar mucho tiempo llevarlo adelante; en tal sentido consideró que la ejecución de las obras a su entender estaría llevada por un consorcio pero con el aporte de maquinarias de empresas particulares, ya que los consorcios camineros adolecen de algunas máquinas para ejecutar este tipo de obras.

Manifestó que la mayoría de los caminos de la provincia están bastante bien, de acuerdo al criterio que cada consorcio lleva adelante para la conservación de los caminos, teniendo en cuenta las necesidades que se tengan sobre todo por inclemencias climáticas.

Expresó que la fortaleza más grande que tiene el sistema de consorcios camineros es que se unen la sociedad y el estado para prestar un servicio, ya que ha quedado demostrado que en épocas en que no se cobraban las certificaciones por parte del estado han sido los propios productores quienes aportaron para la conservación de los mismos y en cuanto a la debilidad manifestó que para él es la falta de participación de gente nueva en las instituciones, con un lento recambio generacional, porque hoy en día nadie piensa que alguien entra en una institución para prestar un servicio por los demás.