Ante disparada del dólar, Banco Nación modifica créditos hipotecarios

La entidad dispuso cambios para facilitar la ejecución de más de 10.000 créditos hipotecarios pendientes de concretarse en una fase de volatilidad cambiaria.

El Banco de la Nación Argentina (BNA) anunció hoy que elevó del 25% al 30% la relación entre la cuota de los préstamos hipotecarios respecto de los ingresos de los tomadores, al tiempo que ofrecerá la contratación de un seguro de tipo de cambio durante el período de vigencia del preacuerdo del crédito.

Ambas medidas, que ya habían trascendido en el sector financiero en los últimos días, confirma que la entidad estatal presidida por Javier González Fraga se muestra preocupada por facilitar la ejecución de más de 10.000 créditos hipotecarios pendientes de concretarse en una fase de volatilidad cambiaria.

De esta manera, el BNA elevó el límite máximo de la relación cuota/ingreso del 25% al 30% en los créditos ajustables por UVA, y amplió el plazo máximo de dichos préstamos de 30 a 40 años.

“En estos casos, se analizarán las situaciones particulares, atendiendo las necesidades del prestatario, sin descuidar el prudente análisis de la capacidad de repago del crédito”, señaló González Fraga en un comunicado.

Por otra parte, con el fin de dar certeza a los solicitantes de préstamos hipotecarios respecto de la cantidad de dólares a la que podrán acceder con el crédito preacordado, el BNA ofrecerá la opción de acceder a un seguro de tipo de cambio durante el período de vigencia del preacuerdo del préstamo hipotecario.

Así, en caso de aumentar el tipo de cambio al momento de la escrituración, el cliente recibirá los pesos preacordados en el préstamo hipotecario; más los pesos que sean necesarios para acceder a igual cantidad de dólares que los que habría podido obtener al momento del preacuerdo.

Al respecto, la opción de contratar el seguro deberá ejercerse al momento del preacuerdo y el costo será cobrado recién al momento del desembolso del crédito.

“Estas decisiones apuntan a facilitar la ejecución de los créditos en proceso, y de reconocer las prácticas del mercado inmobiliario”, concluyó González Fraga.

Fuente: El Cronista