Analistas aprueban Swap de Lebac para evitar volatilidad en el mercado

23-05-2018 – Analistas consultados por ámbito.com consideraron que la decisión del Banco Central de participar de la rueda Swap en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) para canjear Lebac cortas por otras de mayor plazo es «correcta» para evitar la volatilidad durante los megavencimientos de estas letras, tal como el que ocurrirá el 19 de junio por u$s 658.000 millones.

Nery Persichini, gerente de Inversiones en GMA Capital, destacó que es una «correcta decisión en términos de mercado ya que no es forzoso ni compulsivo».

Con respecto a las tasas, la estrategia del Banco Central debería ser mantener la tendencia negativa porque, lo contrario, significaría dar al mercado una señal de que la inflación irá en ascenso, evaluó.

Para Persichini, la estrategia del BCRA con el Swat es que «éste sea una intermediación entre la expectativa de cambio de tasas, sin pasar por el mercado secundario».

«La jugada del Central sería que las Lebac estén en manos de inversores institucionales, con una demanda estable, por eso se opera en el MAE, desalentando así la tenencia minorista que generan mayor riesgo de volatilidad ante una corrida cambiaria» dijo el gerente de GMA Capital.

El analista dijo que la posibilidad de tener un «supermartes» no está totalmente desactivada, pero «de a poco se irá desactivando esa presión por vencimiento de Lebac que había cada cinco semanas».

Federico Furiase, director del Estudio Eco/Go, consideró a ámbito.com «el BCRA intenta dar por esta vía señales de tasas más atractivas en los tramos más largos de Lebac, mediante una curva prácticamente flat, con el objetivo de descomprimir vencimientos de corto plazo».

Enfatizó que «dado el escaso margen para bajar la tasa corta por la presión inflacionaria luego de la turbulencia cambiaria, probablemente el BCRA tenga que convalidar en el swap tasas forwards más atractivas en los tramos largos para incentivar el swap y descomprimir vencimientos de corto plazo, a costa del forward guidance de tasas a la baja en el tiempo, en línea con la expectativa de inflación».

Consideró, en este sentido, que la autoridad monetaria «debería llegar a los vencimientos de Lebac con el tipo de cambio real lo más holgado posible y las expectativas de devaluación controladas, para minimizar la tasa de interés requerida para renovar los vencimientos y controlar la expansión de la base monetaria que no tendría respaldo desde el lado de la demanda de dinero».

Para desarmar los futuros «supermartes», Furiase consideró que «debe descomprimirse la tensión cambiaria, que podría aplacarse también con un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI); dar señal de tasas más atractivas en el plazo más largo; y consolidar la expectativa de inflación a la baja».

Fuente: Ambito Financiero