Análisis Maximiliano Montenegro

  1. EL BCRA CON EL “SÚPER CEPO” YA COMPRÓ, SEGÚN DATOS OFICIALES, u$s 2.427 MILLONES DESDE EL 27-O.

2. ANTES DE QUE LO APLIQUE ALBERTO FERNÁNDEZ, YA EMPEZÓ EL PLAN “MÁS PESOS EN LA CALLE”. LOS RIESGOS DESPUÉS DEL 10 DE DICIEMBRE Y LOS INTERROGANTES TODAVÍA ABIERTOS.

  • Entre el 1/11  y el 26/11 la “base monetaria” (dinero en circulación, más encajes bancarios) aumentó en 276.337 millones de pesos. Un incremento de 20% en menos de un mes. Atrás quedó el “congelamiento” de la base monetaria planteado por Guido Sandleris, titular del BCRA, en el inicio de su gestión.

  • La mayor parte de la expansión monetaria se debió a la compra de dólares del BCRA. La autoridad monetaria emitió $ 129.744 millones para comprarle al sector privado los dólares del superávit comercial. Además hubo un “desarme” de Leliqs -Letras de Liquidez – y Pases (que son como una Leliq a 1 día) por un total de $89.000 millones . El BCRA emitió para pagar intereses de las Leliqs otros $43.328 millones.

  • Por último, el Central volvió a emitir para cubrir el déficit fiscal (desde junio de 2018 no lo hacía). En lo que va de noviembre (hasta 26/11) emitió $40.000 millones. Este último ítem seguirá incrementándose en las próximas semanas.

  • En diciembre se concentra el “grueso” del déficit fiscal y el Gobierno utilizará la “maquinita de pesos” para hacer frente a esos compromisos. Vale señalar que Macri autorizó al BCRA por decreto el 28 de octubre, un día después de las elecciones generales, una emisión de $400.000 millones (como tope) para cubrir el programa financiero.

  • La emisión monetaria para comprar dólares del superávit comercial (en un contexto en el que el super cepo borró la demanda de dólares) y para financiar el déficit fiscal, será potenciada en las próximas semanas por una baja de la tasa de interés todavía más agresiva de los préstamos al sector privado. Esa es la base del plan de Alberto Fernández, en el cortísimo plazo, para estimular el consumo. El “super cepo”, con el crecimiento de los plazos fijos junto con la baja de las tasas que pagan los bancos por sus depósitos, le permitirá doblar esa apuesta.

  • La evolución inicial del plan dependerá del monitoreo de tres variables: tasa de inflación, brecha cambiaria, recuperación del consumo. El riesgo, como ya dijimos más de una vez, es que la brecha con los “otros dólares” (blue, contado con liquidación) se amplíe más allá de lo tolerable (¿30, 40%?) y se acelere la inflación.

  • Reducir ese riesgo será dependerá de la consistencia del plan fiscal y de cómo se cierre la renegociación de la deuda con los acreedores privados. ¿En el Presupuesto 2020 se planteará mantener 1 punto del PBI de déficit primario, como dejará Macri, para financiar con emisión de pesos? ¿El déficit primario (antes del pago de intereses) será mayor o menor? ¿Se logrará cerrar rápido una “negociación amigable” con los acreedores privados que luzca sostenible para los próximos 4 años? Todos interrogantes todavía abiertos que deberá responder rápido la gestión Fernández.

  1. CUÁNTOS DÓLARES “REALES” EN LAS RESERVAS LE DEJARÁ MACRI A ALBERTO FERNÁNDEZ EL 10 DE DICIEMBRE. 

  • La compra de reservas del BCRA está permitiendo robustecer las reservas netas, “reales” o disponibles.

  • En nuestro cálculo, si a las “reservas brutas” le descontamos el swap de monedas con China, los depósitos en dólares “encajados” por los bancos el Central para responder a los depositantes y otros préstamos, el 26 de noviembre (último dato oficial disponible del desagregado) las “reservas netas” sumaban 12.017 millones de dólares.

  • Acumularon 1.676 millones de dólares en noviembre (eran u$s 10.336 millones al 31/10).

  • Así, Macri podría dejarle a Alberto Fernández, de continuar la tendencia unos U$S 12.500-13.000 millones, algo más de los U$S 10.000 millones que se pensaba antes del súper cepo.

  • Todavía quedan unos U$S 1.415 millones del préstamo del FMI que se utilizan para pagar deuda (eran U$S 7.200 millones antes de las PASO, ver gráfico). Eso más lo que se acumule de reservas netas hasta el 10 de diciembre se podrían utilizar para pagar el equivalente a U$S 700 millones que quedan vencimientos de deuda hasta esa fecha.

  1. CALMA PARA LOS BANCOS: EL RITMO DE SALIDA DE DEPÓSITOS EN DÓLARES DISMINUYÓ A UNOS 44 MILLONES DIARIOS EN NOVIEMBRE. 

  • El stock de depósitos en dólares -privados- continúa con una tendencia negativa . Aunque los retiros diarios son equivalente a 18% de lo observado en los días previos al 27-O y en los 3 días posteriores.

  • Los retiros de depósitos en dólares se aceleraron fuertemente el jueves y viernes previos a la elección del 27 O (a un promedio de 308 millones diarios), y continuaron cerca de ese nivel entre el 28 y el 30 de octubre con retiros u$s 235 millones diarios.

  • Sin embargo, en lo que va de noviembre (hasta el 26/11, último dato disponible) el promedio de salida de depósitos pasó a u$s 44 millones diarios.

  • Para tener una idea de la magnitud de la corrida que soportaron hasta ahora los bancos: los depósitos en dólares en los bancos cayeron de U$S 32.503 millones el viernes previo a las PASO a U$S 18.360 millones el 26/11 (último dato oficial disponible). Es decir que en el acumulado desde las PASO salieron del sistema U$S 14.143 millones, un caída del 43,5% de los depósitos.

  • El dato de desaceleración retiros de los depósitos a poco más de U$S 40 millones diarios en noviembre lleva calma al sistema financiero. Los bancos todavía cuentan con un respaldo importante de los depósitos en dólares que quedan en el sistema.

  • Entre encajes en el Banco Central (los dólares de los depositantes “guardados” para responder a corridas) y los dólares líquidos en las entidades todavía hay unos U$S 11.700 millones disponibles: más del 64% de los depósitos en dólares que quedan en el sistema. Sin embargo, cuánto más se desacelera la corrida de depósitos mayor tranquilidad para desplegar la política económica del nuevo Gobierno a partir del 10 de diciembre.

  • Fuente:Plan M