Alerta máxima en provincias por impacto de combo inflación-recesión

• LA TREPADA DE LA DIVISA AUGURA A GOBERNADORES UN ÚLTIMO CUATRIMESTRE MARCADO POR URGENCIAS La megadevaluación del peso en un clima de fuerte desconfianza genera mayor presión sobre los mandatarios, en medio de la puja con Nación por el ajuste post FMI para el electoral 2019. Los coletazos se miden en todos los planos. Los mandatarios intentan explorar recuento de daños y ensayan planes B para morigerar azote sobre actividad económica, empleo y sectores vulnerables.

INFLACIÓN MÁS RECESIÓN – CAEN EMPLEO, CONSUMO Y RECAUDACIÓN

«Lo más importante es el combo de inflación más recesión», disparó sin dudar ayer un ministro de Economía provincial ante Ámbito Financiero. «Los gastos crecen al ritmo de la inflación; si la recaudación crece menos que la inflación, el proceso es insostenible», aseguró con preocupación, ante la presión por la caída del consumo y la actividad económica.

«Mi principal preocupación es cuánto de esto se va a trasladar a la inflación», aseguró en sintonía, desde Cambiemos, la bonaerense María Eugenia Vidal. Un malestar que comparte con el resto de los gobernadores, frente al impacto directo de la escalada de los precios en los sectores más vulnerables (ver aparte).

En reacción, un ramillete de mandatarios activó en los últimos días programas de aliento al consumo. Ayer fue el turno del justicialista chaqueño Domingo Peppo, quien lanzó -junto al Nuevo Banco del Chaco- la promoción «Súper Tuya», con descuentos y pagos en cuotas sin interés en supermercados.

«El objetivo es mantener el consumo en este contexto económico nacional tan complejo que estamos atravesando», dijo Peppo, además de remarcar que «de esta forma ofrecemos una buena financiación a los consumidores, e incentivamos el consumo y la actividad económica para mantener también el empleo».

Mientras tanto, las recaudaciones provinciales ya acusan recibo de la crisis. «Estamos viendo a este mes con preocupación: creo que vamos a recaudar un poquito por debajo de julio, como reflejo de la caída de las ventas», señaló, por caso, el titular de la Administración Tributaria Provincial de Chaco, Valentín Benítez.

Los coletazos se miden también en puestos de trabajo. Según un informe de la CGT regional Córdoba, por la merma en la actividad productiva este año ya hubo 1.365 despidos y 630 trabajadores suspendidos.

TENSIÓN EN PARITARIAS, GATILLOS Y GASTO SALARIAL

Las negociaciones salariales de los gobernadores con estatales y docentes quedaron desfasadas tras la última trepada del dólar y su futuro impacto en la inflación.

Muchos de esos rounds incluyen cláusulas gatillo -de actualización automática atada al costo de vida- y de revisión, que trastocan ahora todas las previsiones de gastos 2018 de los mandatarios en salarios, la mayor aspiradora de recursos provinciales.

En medio de la previsible andanada de reclamos gremiales en pos de reactivar las negociaciones y lograr una nueva recomposición para no perder el poder adquisitivo de los sueldos, los mandatarios blanden un discurso de cautela.

«Se tendrá en cuenta el panorama económico; vamos a tomar medidas responsables y acordes con lo que puede Corrientes», dijo, por caso, el radical Gustavo Valdés (Cambiemos).

ENCARECIMIENTO DE LA DEUDA EN DÓLARES Y MERCADOS CERRADOS

La trepada de la moneda estadounidense potenció el peso de los vencimientos en los distritos con mayor porcentaje de deuda en dólares. Según un informe de Delphos Investement, el listado de provincias con mayor porcentaje de deuda en esa moneda está encabezado por Santa Fe, Córdoba, Chubut y Buenos Aires.

Mientras tanto, en medio de la volatilidad de los mercados siguen cerradas las puertas de las colocaciones de deuda provinciales en el exterior, lo que vuelve aún más acuciante la extenuante negociación con la Casa Rosada por los fondos nacionales 2019, acorralados por el ajuste post FMI.

RETOQUES EN PRESUPUESTOS 2018, FRENO AL DE 2019, Y REDIRECCIONAMIENTO HACIA GASTO SOCIAL

La inflación resquebrajó las metas de gastos de muchos Ejecutivos, y ya algunos avanzan en retocar los presupuestos provinciales de este año y redireccionan fondos hacia el gasto social.

Por caso, en La Pampa, las partidas para la gestión del peronista Carlos Verna se verán ahora incrementadas en unos $3 mil millones.

«Habíamos presentado el presupuesto fuera de término -se hizo casi a fin de año- y las variables económicas que tenían hablaban de crecimiento del 3,4%», pero ahora (en Nación) ya hablan del 1% negativo con respecto al año anterior; esto se debe al precio del dólar, que estaba en 19 pesos y ahora en más de 30, la inflación -que superará el 30%- y al precio del barril, que también influye», aseguró el ministro de Hacienda, Ernesto Franco.

En paralelo, la falta de certezas respecto de las pautas macroeconómicas para el año entrante y del nivel de remesas de fondos nacionales -atadas a la discusión con las provincias por el ajuste post FMI- demora la confección de los planes de gastos de los Ejecutivos provinciales para el electoral 2019.

«Nos están faltando algunas definiciones, no podemos tener una pauta de inflación para 2019 y no sabemos qué va a ocurrir el mes que viene, así como están planteadas las cosas en términos económicos», dijo el chaqueño Benítez a la prensa local.

La escalada disparó ya en los Ejecutivos una profundización de la arenga de austeridad en los gastos -esta semana se multiplicó ese pedido en los gabinetes provinciales- y de la búsqueda de fortalecer las recaudaciones.

ALERTA POR LA OBRA PÚBLICA, CON INSUMOS DOLARIZADOS

Los cambios en las reglas de juego de la obra pública producto de la inflación -con, por caso, el encarecimiento de muchos insumos, atados al valor del dólar- disparó preocupación en despachos provinciales.

«Veremos cómo podemos acomodar los recursos y garantizar las obras», aseguró por caso el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de Santa Cruz, Pablo Grasso. «El material está cotizado en dólares, y es una complicación porque la obra la tenemos que terminar con la misma calidad y con el mismo dinero», remarcó el funcionario de la justicialista Alicia Kirchner.

«La situación económica es cambiante respecto de los dólares, y hay que ver si la empresa continúa estando interesada», sostuvo por su parte el correntino Valdés, respecto del proyecto de construcción del segundo puente Chaco – Corrientes.

Fuente: Ambito Financiero