Ajuste: Córdoba recibiría $7 mil millones menos y estudia frenar baja de tributos

De los $100 mil millones que no llegarían en 2019 para todos los distritos, la mitad es por una baja de subsidios al transporte. Para Córdoba el recorte sería de $3 mil millones, que golpeará principalmente municipos. Unos $2 mil millones son por el fondo sojero y otros $500 millones por congelamiento del Fonid. Aún restan resolver otros $2 mil millones. El pacto fiscal podría revisarse, admitió el ministro Giordano

17-08-2018 – El ajuste que el Gobierno nacional plantea a las provincias para el año próximo finalmente puede ser de unos $7.000 millones para Córdoba, de los cuales $3 mil millones sería consecuencia de recortes de subsidios al transporte.

La alternativa quedó reflejada ayer en una reunión mantenida entre los ministros de Economía de las provincias gobernadas por el peronismo, más Santa Fe. Del encuentro, en la Casa de Salta en Buenos Aires, participaron Córdoba -estuvo el ministro Osvaldo Giordano-, la anfitriona, Entre Ríos, La Rioja, Chaco, Formosa, San Juan, Catamarca, Tierra del Fuego, La Pampa y Santa Fe.

Si bien la reunión no fue definitoria, sí avanzó en fijar los trazos gruesos de la propuesta que llevarán las provincias a la Nación de cara al ajuste de 2019.

Por lo pronto, hay cierto consenso en que finalmente el recorte para las provincias sea de $100 mil millones, tal como lo propone la Nación que, por su parte, ajustaría $200 mil millones de sus gastos. Sin embargo, parte de esa reducción que le compete al Estado nacional también golpearía las provincias vía obra pública, ya sea por transferencias de capital -compromisos asumidos de cofinanciación de determinados proyectos, en el caso de Córdoba, por ejemplo, la Circunvalación-, pero también por ejecución directa del Gobierno nacional, como la autovía de la ruta 19 o la ruta 158.

El ajuste de la Nación aún está lejos de definirse, más allá del monto global.

En cuanto a las provincias, de los $100 mil millones que les correspondería ajustar -en rigor son fondos de la Nación que dejarían de llegar-, ya se conoce que 25% será por la elminación del Fondo Federal Solidario (FFS, fondo sojero). Esto impactará para el año próximo en al menos $2 mil millones menos para Córdoba.

Pero quedan aún $75 mil millones en juego. De ellos, unos $50 mil millones corresponderían a recortes en subsidios al transporte. El mayor esfuerzo debería afrontarlo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. De hecho, 60% de esos fondos, casi $30 mil millones, corresponderían a esos distritos.

En tanto, el resto se distribuiría entre las demás provincias.

Difícilmente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora María Eugenia Vidal avalen esa propuesta.

Con todo, de avanzarse, el ajuste a Córdoba sería de unos $3 mil millones, admitió a Comercio y Justicia el ministro Giordano.

Se trata de subsidios al gasoil y a las empresas, destinados principalmente a cubrir la prestación del servicio en los municipios. Seguramente la Municipalidad de Córdoba se opondrá a que el recorte llegue por esa vía. La suba del boleto por ese concepto sería inevitable.

En tanto, otros $5 mil millones provendrían del congelamiento del Fondo de Incentivo Docente (Fonid), que se mantendría en términos nominales pero que caerá a valores constantes. De ese monto, a Córdoba le corresponderían casi $500 millones. Esas partidas hoy conforman el salario de los maestros. La Provincia debería cubrirlos en el caso de la paritaria para 2019.

En tanto, aún no está decidido de dónde saldrán los otros $20 mil millones para completar los $100 mil de referencia. En principio, se analizan diferentes conceptos.

Claro que la decisión de aceptar el recorte llega acompañada también de la posibilidad de revisar el sendero de rebaja de impuestos fijado en el Acuerdo Fiscal firmado entre la Nación y las provincias.

Nadie quiere ceder por ambas vías, máxime en una coyuntura en la que la recaudación provincial cae en términos reales y, en el caso de Córdoba, los gastos clave, por ejemplo el relativo al pago de salarios, ajuste por inflación vía claúsula gatillo.

“Está claro que los supuestos que dieron origen a los objetivos del Acuerdo Fiscal hoy no son los mismos”, admitió Giordano. “Creo que hay algunos puntos que se pueden revisar”, dijo luego, aunque sin avanzar en detalle respecto a cuáles puntos. Queda en evidencia que esa revisión debería venir del sendero de baja de impuestos fijado en el pacto, por ejemplo de Ingresos Brutos.

De hecho, para el año próximo, la Provincia estimaba que la reducción de ese tributo tendría un impacto de unos $8 mil millones menos para Córdoba.

La semana pasada, en el marco del Coloquio Industrial que se desarrolló en Córdoba, el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, pidió evitar “atajos” a los diferentes gobiernos -nacional y provincial- y cumplir con los acuerdos firmados para reducir la presión fiscal.

Todo parece indicar que, en el marco de la crisis, algún “atajo” se tomará.

Fuente: Comercio y Justicia