Aceleran medidas para que Cuccioli recaude más

• SON 5 DECRETOS CLAVE PARA PONER EN MARCHA LA PRIMER ETAPA DE LA REFORMA IMPOSITIVA Jefatura de Gabinete avanzará con los tributos de renta financiera para no residentes, revalúo, seguridad social, combustibles y el demorado aval para el IVA a los servicios digitales.

Leandro Cuccioli asumirá el martes como nuevo titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y desde la Jefatura de Gabinete ya se le está preparando un recibimiento especial. La dependencia que maneja Marcos Peña, padrino político y administrativo del nuevo recaudador, ya tiene a la firma de Mauricio Macri cinco decretos clave para reglamentar el comienzo efectivo de la reforma impositiva, en aquellos tributos destinados a mejorar la recaudación. Esto es renta financiera para extranjeros, IVA para compañías digitales, combustibles, revalúo de activos y la unificación de cuotas en la seguridad social. Lo fundamental para el Gobierno, es que Cuccioli, rápidamente, pueda mostrar resultados positivos en la única variable por la que se evaluará el éxito de su gestión: que la recaudación suba no menos de cinco puntos porcentuales por encima de la inflación; y que para fin de año se pueda demostrar que su ingreso en la AFIP fue un acierto.

Los textos de los decretos del pago de renta financiera para extranjeros y el revalúo ya fueron enviados al Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne primero (donde ya recibieron el visto bueno) y derivados a Peña que a su vez lo redireccionó a su vicejefe Mario Quintana para su control final, previo envío a Macri, quien deberá ahora firmar los decretos. En principio se pensó que se acelerarían para que sea Alberto Abad quién iba a poner en marcha las medidas; pero luego se pensó que sería una buena oportunidad para que Cuccioli haga su presentación en sociedad. Mientras tanto, los técnicos de la AFIP que trabajaron hasta ayer con Abad y que continuarán con el nuevo recaudador, aseguran que todas las resoluciones generales y reglamentaciones varias están redactadas a punto de ser publicadas en el Boletín Oficial para que las normas sean realidad. Si todo sale como se espera, entre abril y mayo Cuccioli comenzará a recaudar los nuevos impuestos. Luego, con el tiempo y para el segundo semestre, el Gobierno comenzará a reglamentar la segunda parte de la reforma impositiva aprobada por el Congreso Nacional en diciembre y que implica el comienzo de la reducción de la presión tributaria. Especialmente en Ganancias para las empresas.

Lo primero que Ciccioli recibirá es el decreto por el cual se pone en funcionamiento el pago del flamante impuesto a la renta financiera para las personas físicas no residentes. A diferencia del tributo para los residentes, que declaran sus movimientos una vez al año (con lo que la reglamentación puede esperar), en el caso de los extranjeros (que no presentan declaraciones juradas en el sistema impositivo local), la liquidación debe concretarse cada vez que se obtiene una renta con lo que el pago es inmediato a cada operación financiera que genere ganancias. Esto quiere decir que, aunque modestamente, puede aportar todos los meses algo de dinero a la recaudación. Dicho de otro modo, es una manera simple y rápida de aumentar los ingresos de manera casi inmediata.

El segundo decreto corresponde al «revalúo», que le permite a las empresas ajustar por la inflación determinados bienes con una alícuota del 5 al 15%; dependiendo de qué activo se trate. La clave de la norma es que el que la aplique, renunciará a cualquier posibilidad de adoptar mecanismos de ajustes por inflación; lo que, por otro lado, la AFIP no aceptaría. Al menos hasta que se discuta un cambio de fondo en la nueva ley de reforma tributaria que se aplicaría desde 2019, las empresas tendrían un primer (y quizá único) alivio al aumento de los valores de sus activos por el alza de los precios y no por la mejora en las rentabilidades de sus empresas.

El tercer decreto en marcha es la definitiva aplicación del IVA para las empresas de servicios audiovisuales digitales como Netflix, Spotify, HBO, Apple TV, ITunes, Fox y Turner, entre otros. Se trata de un decreto demorado, y que para el organismo recaudador resulta fundamental para poder poner en práctica el cobro vía tarjetas de débito o crédito, la manera más común de abonar estos servicios. Es otro recurso de recaudación inmediata, que Cuiccioli quiere acelerar.

El cuarto decreto es la puesta a punto del último capítulo del impuesto a los combustibles, con el cual se reglamenta la manera en que se debe liquidar el impuesto a la transferencia a los combustibles (ITC); por el cual habrá un incremento mayor en las naftas super que en las Premium. Como las primeras son las más comunes y se trata de un tributo de percepción, y como tal, de liquidación directa y automática de parte de las petroleras, también será una fuente de ingresos directos.

El quinto y último decreto a punto de ser firmado por el Presidente es el de la unificación de alícuotas de la seguridad social, una norma ideada para que comiencen a reducirse las presiones sobre los pagos de algunos trabajadores en 2019, pero que para su aplicación requiere una unificación reglamentaria este año. Para algunos ingresos de empleados en relación de dependencia de altos ingresos, representará un aumento en los pagos a la AFIP.

Fuente: Ambito Financiero