A qué juega el Banco Central?

Por Amilcar Collante y Maximiliano Montenegro - Economistas

28-09-2020 – 1. ¿A QUÉ JUEGA EL BANCO CENTRAL?

El nuevo “torniquete” al mercado cambiario, sumado al “feriado cambiario”  de facto ( desde el 15/09 para ajustar los sistemas de los bancos para vender dólares) no logró frenar las ventas de dólares por parte del BCRA.

En lo que va de septiembre (hasta el 22/9, último dato oficial) el BCRA vendió u$S 1.236 millones  para contener al dólar oficial y abastecer a la demanda del “dólar ahorro”. El ritmo de ventas diario fue de u$s 77 millones.

Desde el anuncio de las  nuevas medidas del Gobierno el BCRA disminuyó el ritmo de ventas, pero no logró cerrar la pérdida de dólares.
Entre el 15/09 y el 22/09, el BCRA vendió 208 millones de dólares para evitar una suba más rápida del tipo de cambio oficial. Es decir que siguió vendiendo reservas a un ritmo de u$S 42 millones diarios.  Mientras que en los primeros 5 días del mes el monto de ventas diarias había sido casi u$S 100 millones.

El dato es muy preocupante teniendo en cuenta que siempre, en las primeras dos semanas del mes, se concentra casi la totalidad de las compras de “dólar ahorro”. Además, desde el 15 de septiembre el Banco Central siguió vendiendo dólares con la operatoria de compra de dólar ahorro via Home Banking completamente paralizada.

La pregunta es ¿para qué sigue vendiendo dólares el Banco Central? ¿Por qué no deja que el dólar oficial se deslice más rápidamente hacia arriba si el objetivo declarado del “nuevo súper cepo” es cuidar los “dólares para la producción” (es decir, el pago de importaciones?

Justamente, ése es otro de los interrogantes de la hora: ¿El Banco Central sigue veniendo dólares, pero al mismo tiempo ya aplica restricciones al pago de importaciones como denuncian distintos sectores productivos?

Si ése fuera el caso la situación sería todavía más serio de lo que se supone. Si empezaran a retacearse los dólares para el pago de importaciones, tarde o temprano, comenzaría a notarse la escasez de insumos para la producción y/o remarcaciones de precios especulativas tomando como referencia valores más cercanos a los dólares alternativos.

Entre el 18/06 y el 22/09 el BCRA acumuló ventas de dólares por  u$S 3.183 millones en el mercado de cambios. Es decir, a un ritmo de 48 millones diarios.

Las reservas netas en el BCRA (sin incluir Swap de monedas con China, encajes bancarios, depósitos del Gobierno y préstamos con organismo internacionales) son apenas u$S 6.700  millones (al 25/9, último dato oficial).

Si el BCRA se mantiene con una posición vendedora en el mercado de cambios, el paquete de medidas del Gobierno debería ser reformulado, ya que no conseguiría su objetivo de robustecer las reservas, ni lograría “achicar” la brecha cambiaria.

Al contrario, si la sangría continuara las expectativas de devaluación se potenciarían, expresándose en una ampliación de la brecha cambiaria. Como viene sucediendo, ante ese panorama, por más súper cepo que aplique el Banco Central por el lado de la demanda, siempre le faltarán dólares para equilibrar el mercado cambiario porque la oferta de dólares (de los exportadores) seguiría achicándose.

Los gráficos con las estadísticas detalladas de este informe pueden consultarlos directamente en PLAN M.

2. EL RIESGO DE LOS DEPÓSITOS EN DÓLARES.

La incertidumbre generada por las nuevas restricciones cambiarias, sumada a la tardía implementación de los sistemas de los bancos para la venta de dólares, alimentó la incertidumbre de los ahorristas con el riesgo de que la corrida contra el peso se transforme en una corrida bancaria.

Según los últimos números del BCRA, los depósitos en dólares del sector privado perforaron el piso de los 17.000 millones de dólares. El stock de depósitos en dólares se ubican en u$S 16.864 millones al 23/09 (último registro oficial disponible).

Vale recordar que entre el 17 de abril y el 26 de junio salieron de los bancos U$S 1.515 millones. Los depósitos en dólares ( privados) pasaron de u$s 18.289 millones  a u$s 16.774 millones (- 4,8%). La caída promedio diaria, durante ese periodo, fue de 32 millones de dólares.

A partir del 27 de junio los depósitos en dólares subieron y se estabilizaron cerca de los 17.400 millones en la primer semana de septiembre.

Sin embargo, en los últimos registros publicados por el BCRA los retiros de depósitos en dólares volvieron a acelerarse.

El 18/09 hubo retiros netos de los bancos por u$s 98 millones .Al día siguiente la salida de depósitos fue de u$s 54 millones. Pero en los últimos 2 días aceleró el monto diario de extracción, especialmente de las cajas de ahorro en dólares, y los depósitos cayeron u$s108 millones el 22/09 y u$s 222 millones el miércoles 23/09.

Este ritmo de retiro de los últimos días es preocupante.

Desde que se impuso el “nuevo súper cepo”, en 6 días hábiles (entre el 16/9 y el 23/9) los depósitos en dólares cayeron en 515 millones, a razón de U$S 86 millones diarios.

Los bancos  cuentan con un amplio stock de dólares para responder a quien quiera llevarse los dólares a una caja de seguridad o al “colchón”.
Entre encajes en el Banco Central (los dólares de los depositantes “guardados” para responder a corridas), que totalizan u$s 12.144 millones, y los “dólares disponibles”en las entidades financieras, unos u$s 2.751 millones (último dato disponible 22/09), hay en total U$S 14.895 millones de respaldo en el sistema financiero.

En teoría, los bancos podrían tener una corrida del 88% adicional de los depósitos que quedan en los bancos (U$S 16.864 millones) y aún así habría dólares suficientes para devolverlos a cada uno de los ahorristas.

Sin embargo, si la corrida cambiaria se transforma en una nueva corrida bancaria, la incertidumbre sería todavía mayor. Las reservas del Banco Central acentuarían su caída, ya que como se dijo la mitad de los depósitos en dólares están “encajados” como reservas en el BCRA. Mientras que las chances del Gobierno de achicar la brecha cambiaria sin una devaluación brusca del tipo de cambio oficial se reducirían aún más.

Fuente: Plan M