Inundaciones: Córdoba perderá 206 mil toneladas de maíz y de soja, es decir, US$40 millones

El cálculo surge de la cuantificación de perjuicios que realizó la Bolsa de Cereales de Córdoba en los departamentos General San Martín, Juárez Celman, Marcos Juárez y Unión

30-01-2019 – Las inundaciones ocurridas durante enero afectaron el noreste del país, principalmente las provincias del Chaco, Corrientes, Santa Fe y Santiago del Estero, para las cuales el Gobierno ya homologó las emergencias agropecuarias.

Alcanzaron también unas 40 mil hectáreas de algunos departamentos de la provincia de Córdoba: San Martín, Juárez Celman, Marcos Juárez y Unión.

De acuerdo con un relevamiento realizado por el Departamento de Información Agroeconómica (DIA) de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCba) hasta el 15 de enero pasado, de las 40 mil hectáreas con excesos hídricos en la provincia, 21.628 perteneccen al departamento Unión y 10.970 hectáreas al de Marcos Juárez.

“En términos porcentuales, el agua superficial representa 1,7% del área agrícola provincial”, indicó la BCCba en el informe difundido ayer.

En función de él y considerando las estimaciones anteriores realizadas en materia de producción, la entidad bursátil calculó que el área afectada registrará una pérdida potencial de 206.000 toneladas, dividiéndose en 100.500 toneladas de soja y 105.500 de maíz por un valor estimado de US$40 millones o $1.745 millones.

“Desagregando por cultivo, la soja dejaría de aportar al sudeste de la provincia US$24,5 millones y el maíz, US$15,5 millones”, indicó.

Al considerar la división geográfica, la BCCba especificó que el departamento que se vería más afectado es Unión: merma en los ingresos potenciales de US$22 millones, seguido por Marcos Juárez con US$11,3 millones.

Y agregó: “Más allá de las toneladas de granos que se perderían y no podrían venderse, afectando directamente a los productores, los excesos hídricos generan grandes problemas en otros eslabones de la cadena: contratistas, transportistas, comercios, acopios, cooperativas, agronomías, venta de maquinaria agrícola, entre otros”.

En ese sentido, detalló que “considerando que cerca de 90% de la producción agrícola en Argentina se transporta en camiones, esta situación genera graves problemas logísticos en el comercio granario, principalmente por las deficiencias en la infraestructura vial, implicando mayores costos y tiempos de espera”.

Cálculo sobre el norte del país

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) hizo lo propio en las provincias norteñas afectadas por los excesos de lluvias.

En un informe difundido ayer, indicó que la persistencia de ellas en el norte del país, que causó inundaciones en varias regiones, contabilizan hasta el momento pérdidas por 2.300 millones de dólares en los cultivos de soja, maíz y girasol, aunque también afecta el arroz y el algodón.

“El impacto sobre la agricultura es de aristas múltiples en el norte, ya que golpeó al girasol en pie con pérdida total de lotes, y lo poco que se pueda cosechar tendrá que enfrentar los descuentos por calidad (manchado y humedad), caso similar a lo que pasará en la soja”, indicó. La entidad indicó que tanto para ésta como “para el maíz se suma el adicional de la imposibilidad de completar los planteos de la rotación típica del norte de segunda y tercera, con una ventana de siembra ya cerrada, para el sur, y con lotes en su mayoría ya jugados, por anegamientos prolongados y sin posibilidades de siembra en este ciclo”.

Afirmó CRA: “Sólo por estos tres cultivos: soja, maíz y girasol entre pérdidas de volumen cosechado, áreas fuera de campaña por anegamientos, cierre de ventanas de siembra, y el esperable efecto por descuentos de calidad a la hora de la comercialización; se estiman perdidas por 2.300 millones de dólares para este ciclo”.

A su vez, subrayó que estos cultivos no son los únicos. “Los tradicionales como el algodón y el arroz también suman a la hora de cuantificar pérdidas”.

En el caso del algodón, precisó que “el anegamiento de los lotes provocó la pérdida de algo más de 7.000 hectáreas, lo que implica unos US$7 millones” a sumar entre las pérdidas.

Para el arroz, destacó que “la pérdida se concentra en Corrientes. Los lotes que estaban en floración se perdieron, en tanto que los que no empezaron a espigar tiene una chance”.

Indicó que “el efecto en lo económico no sólo vendrá por la merma de rendimiento sino también por los descuentos por manchado”, y estimó que “con 4.000 hectáreas perdidas hablamos ya de 6 millones de dólares de los productores que se ahogan por efecto del clima. No sólo estas inundaciones afectan al productor. Afecta a todos los pueblos y ciudades de la región. Está en peligro la cadena de pagos y la supervivencia de los pueblos del interior”, concluyó CRA.

Fuente: Comercio y Justicia